Inicio >> Columnistas >>Personajes

Columnistas

   

Personajes
Alfonso Diez

[email protected]


 

Escenarios de desastre

 

 

Este domingo 2 de diciembre de 2007, día en que se escribe esta columna, 16 millones de venezolanos saldrán a las calles para votar sobre los cambios propuestos a 69 artículos de la Constitución su país, que darían al presidente Hugo Chávez la posibilidad de perpetuarse en el poder tanto como él quiera (hasta el 2050, ha dicho).


El cambio propuesto al artículo 230 de la Constitución quedaría de la siguiente manera, de ser aprobado: El período presidencial es de siete años. El Presidente o Presidenta de la República puede ser reelegido o reelegida.


Esta modificación a la Constitución actual, por sí sola, es grave, porque permitiría al actual mandatario seguir en el poder 50 años ó más, tantos como Fidel Castro en Cuba, conforme a declaraciones del propio Chávez.
Pero ¿qué consecuencias puede haber para Venezuela, para América Latina, para Estados Unidos y para el mundo si los venezolanos votan sí en el referéndum?. Antes de analizar los escenarios, veamos las otras modificaciones.


A la reelección indefinida se suman otras propuestas igual de graves, 69 en total, como se mencionó antes.


Éstas son las 10 más importantes:


1.- Chávez mismo dispondrá de las reservas monetarias como mejor le parezca.


2.- El territorio nacional quedará conformado de otra manera, con un enorme poder central.


3.- La jornada laboral se reducirá a 6 horas.


4.- Además de la propiedad privada se establecerán nuevas formas de propiedad, como la comunal.


5.- Se elimina la indemnización en las expropiaciones.


6.- La Administración Pública ya no será sometida a “la ley y al derecho”, como dice actualmente la Constitución, sino a los reglamentos que determine Chávez.


7.- El Estado ya no “privilegiará las relaciones con Iberoamérica” sino que “promoverá una Confederación de América Latina y el Caribe”, en otras palabras, se encargará de manera activa de unir en un solo Estado a toda América Latina, ¿cómo?; ésta es la pregunta a responder.


8.- Se hará de Venezuela un Estado Socialista.


9.- El Estado se hará cargo de la exploración, almacenamiento y distribución del gas y del petróleo; así que, adiós a las inversiones extranjeras.


10.- El cambio al artículo 230 ya mencionado: la reelección indefinida.

 


Si se aprueban los cambios:


1.- El Presidente no tendrá que rendir cuentas sobre la manera en que utilice el dinero de la nación, que podrá emplear lo mismo para ayudar a Cuba en las cantidades que desee como para financiar revoluciones en toda América Latina.


2.- Habrá una dictadura feroz, con restricciones a todas las libertades; si se criticaba tal hecho en Cuba, lo que sufrirá Venezuela será mucho mayor, equiparable al “Estado de Sitio” permanente.


3.- Los inversionistas extranjeros tendrán que abandonar el país en poco tiempo sin expectativas de cobrar alguna indemnización; los más perjudicados serán, desde luego, Estados Unidos y España; México también, pero en menor medida.


4.- Al convertirse en Estado Socialista, se acabará en Venezuela la “explotación del hombre por el hombre”, no habrá, en consecuencia, propiedad privada; se acaban los empresarios y muchos evidentemente optarán por salir del país, se dará una situación muy parecida a la que se dio en Cuba durante los primeros años de la revolución.


5.- Irán y otros darán apoyo total a Chávez, le enviarán armas de manera indiscriminada; la amenaza nuclear será cada vez mayor, tanto en estos dos países como en Estados Unidos.


6.- Habrá atentados contra la vida de Hugo Chávez y muy probablemente George Bush ordene la invasión del país en el 2008. Esto además supondrá el apoyo de los electores norteamericanos en torno a su presidente para que ganen los republicanos; perderá Hillary Clinton las elecciones, en consecuencia.


7.- Algunos países de América Latina romperán relaciones con Venezuela.


8.- Se fortalecerá “la derecha” en México y en otros países del continente.


El panorama, desde el punto de vista que se quiera ver, es desastroso; por mucho “bien” que pudieran lograr los cambios, el “mal” que acarrearían sería infinitamente mayor.


Cuando usted lea esta columna ya sabrá cómo terminó el referéndum. Si los venezolanos optan por el sí, los 8 puntos anteriores nos pintan el futuro; si se deciden por el no, habrá que estar al pendiente de la reacción de Hugo Chávez, que no se va a quedar de brazos cruzados.


¿Y Fidel Castro?


¿Y qué pasará con Cuba?

 

 

> Columnas anteriores

 

 


       

 



     PUBLICIDAD