Inicio >> Estado >> Un martirio, la ruta Tlacotepec-Tehuacán

Un martirio, la ruta Tlacotepec-Tehuacán

El peligroso placer de viajar por la carretera Interestatal

 

Automotores de viejos modelos, una terminal de autobuses que se cae en pedazos, un trato pésimo y la peligrosidad de la velocidad con que conducen los choferes, es lo que ofrece la línea Tlacotepec de Porfirio Díaz-Tehuacán, a la que pertenece el camión con número económico 24 que viajaba con sobrecupo y que fue arrastrado y sepultado en el kilómetro número 08 + 100 de la carretera interestatal el miércoles pasado.


Y si no basta con un deplorable servicio de transporte, para la seguridad de tener una jornada inolvidable, existe la vía interestatal en su tramo Eloxochitlán-Tlacotepec, mil veces remendada por los constantes derrumbes que pueden verse kilómetro a kilómetro.


Si usted decide llegar a Eloxochitlán en un camión de la única ruta existente tendrá que viajar primero desde Puebla a Tehuacán, y de ahí resignarse a viajar parado o sentado entre costales de fertilizante y maíz. Incluso entre turistas norteamericanos que tomaron esta vía para llegar a Oaxaca.


Aunque el camión tiene 40 asientos siempre se puede ver gente que por la necesidad de viajar se mantiene de pie por más de tres horas según la lejanía de su destino


Los horarios de salida de la ruta no son respetado por el chofer, si existe una emergencia no se tocan el corazón, como ocurrió ayer con Andrea Jiménez, hermana del chofer sepultado, quien sufrió la desesperación de no viajar inmediatamente a identificar a su familiar debido a que el supervisor y el chofer de la ruta esperaban más de 40 pasajeros para arrancar el viaje.


A pesar de que la ruta marca viajes a cada hora y media, ayer se canceló la corrida de las ocho de la mañana y su primer salida fue a las 11 de la mañana, “hasta que se juntó gente”, como indicó el chofer.


En Tehuacán taxis y camionetas hicieron su agosto. Debido a la cancelación de salidas a Eloxochitlán y sus alrededores, los taxistas cobraron de 500 a 700 pesos por un viaje de dos horas. Mientras que vehículos como combis pedían hasta mil 500 pesos para un viaje de más de cinco personas.

 

 

Notas relacionadas:

 

- 32 y contando…

- Sólo han identificado 24 de los 32 muertos

- Dan último adiós a la primera rescatada

- Fue una verdadera tragedia: Marín

- Advirtieron al gobierno de peligro de deslaves

- Se pudo prevenir el desastre: CUPREDER

- Respaldará gobierno a deudos de Eloxochitlán

- Un martirio, la ruta Tlacotepec-Tehuacán

- No hay señal de sobrevivientes

- Denuncian pobladores negligencia del gobierno

- La información del desastre a cuentagotas en el gobierno

 

 



     PUBLICIDAD