Inicio >> Columnistas >>Personajes

Columnistas

   

Personajes
Alfonso Diez

[email protected]


 

Obama, el presidente negro y Hollywood

 

 

 

Los primeros días del nuevo inquilino de la Casa Blanca, Barack Obama, han transcurrido de una manera que no se había dado antes, como de película; el miércoles 21 de enero le tomaron la protesta una vez más debido a “una precaución extrema”, como veremos en la parte final de estas líneas, y no sólo eso, firmará inmediatamente la orden para cerrar la cárcel de Guantanamo dentro de un año, y apenas el 21, también, fue aprobado el nombramiento de su Secretaria de Estado, Hillary Clinton, a quien el mismo día le tomaron la protesta.


En esa misma línea de la fantasía cinematográfica, Dennis Haysbert, el actor negro que hizo el papel de presidente de los Estados Unidos para la serie de televisión 24, declaró al diario Los Angeles Times que gracias al papel y el modo en que él lo interpretó, el público estadounidense abrió los ojos; en otras palabras, Haysbert afirma que Obama le debe, en parte, haber llegado a la presidencia.


En realidad, otros actores negros ya han actuado para el cine haciendo el papel del presidente norteamericano.


El primero fue Sammy Davis Jr., el famoso cantante que formaba parte de la pandilla de Frank Sinatra conocida como “The Rat Pack”. Tenía apenas ocho años de edad cuando intervino en un corto en blanco y negro, musical, en el que el pequeño Davis se convierte en presidente de la nación. El corto se llama “Rufus Jones for president” y fue realizado en 1933.


En 1972 fue llevada a la pantalla la novela de Irving Wallace cuyo título es “El hombre”, publicada con gran éxito en 1964. El intérprete es el actor James Earl Jones. Trata sobre un senador negro, Douglas Dilman, que tras la muerte del presidente de Estados Unidos y la del vicepresidente es ungido como Primer Mandatario y a lo largo de la trama tiene que enfrentar muchos obstáculos, intereses y ataques. En el cartel de publicidad de la película destacaba una frase que decía: “Primero lo hicieron jurar, después juraron ir contra él”.


En “El Quinto Elemento”, película del director francés Luc Besson filmada en 1997, aparece como el presidente Lindberg, de Estados Unidos, el actor negro Tommy ‘Tiny’ Lister. Bruce Willis, Gary Oldman y Milla Jovovich son otros de los protagonistas.


Morgan Freeman, conocido actor negro, hizo el papel de Tom Beck, presidente de Estados Unidos, en el filme “Impacto profundo”, que se filmó en 1998 y trata acerca de un cometa que se impacta con la Tierra y las medidas que el mencionado Mandatario debe tomar, primero para intentar detener la colisión y después para evitar que se acabe la vida en nuestro planeta.


Chris Rock, también negro que generalmente aparece en comedias, se convierte en presidente por una serie de situaciones cómicas en la película “Head of State (Jefe de Estado)”, filmada en 2003 y que apareció en español con el título “De incompetente a presidente”.


Y finalmente, Danny Glover, el actor de color que acompaña a Mel Gibson en la película “Arma mortal” y en sus secuelas, acaba de filmar una cinta que promete, una superproducción dirigida por Roland Emmerich, el mismo que dirigió “El Día de la Independencia” y que se titula “2012”. Glover es en esta producción el presidente de la nación al norte del Río Bravo que tiene que enfrentar el fin del mundo, que según la profecía maya ocurrirá el 21 de diciembre de 2012. Se estrenará el 10 de julio de 2009, en Estados Unidos.


Volviendo a Dennis Haysbert, apareció en las primeras seis temporadas de 24, de 2001 a 2006, al lado de Kiefer Sutherland, quien interpreta al agente Jack Bauer. En la primera temporada, Haysbert es un  senador de Estados Unidos, David Palmer, que busca la presidencia de su nación. En la segunda y la tercera temporadas, Palmer-Haysbert es el presidente; en la cuarta, como expresidente, es asesor del Jefe del Ejecutivo; en la quinta lo asesinan y en la sexta aparece sólo en una referencia.


¿Influyó la actuación de Dennis Haysbert, como el presidente David Palmer, para que el electorado norteamericano abriera los ojos y votara por Obama para la presidencia?


Volvamos ahora a la otra película, la de la realidad. Señala la reseña de Reforma-internet, como lo hacen todas las agencias y medios de información, que el Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, debió jurar el miércoles 21 de enero por segunda vez para asumir su cargo, debido a que una palabra estuvo fuera de lugar en la ceremonia realizada el martes 20.


“El Presidente de la Corte Suprema, John Roberts, tomó el juramento al Mandatario frente a periodistas en la Sala de Mapas de la Casa Blanca.


"Creemos que el juramento de su cargo fue tomado adecuadamente y que el Presidente juró de manera apropiada ayer", según el consejero legal de la Casa Blanca, Greg Craig.


"Pero el juramento aparece en la Constitución. Y para ser más cautos, porque una palabra estaba fuera de la secuencia, el Presidente de la Corte Suprema de Justicia, (John) Roberts, tomó el juramento una segunda vez", añadió.


“El flamante Mandatario bromeó antes de prestar nuevamente su juramento.


"¿Está listo para prestar juramento?", preguntó Roberts.


"Sí, lo estoy, y vamos a hacerlo lentamente", respondió Obama, recitando a continuación el juramento impecablemente a lo largo de 25 segundos.


“El martes 20, bajo la mirada de más de dos millones de personas reunidas en el National Mall de Washington y millones más alrededor del mundo, Obama dijo: "Yo, Barack Hussein Obama, juro solemnemente que cumpliré las funciones de Presidente de Estados Unidos fielmente y, en la medida de mis posibilidades, salvaguardaré, protegeré y defenderé la Constitución de Estados Unidos".


“Pero en la Constitución está especificado de una manera distinta, ya que la palabra "fielmente" precede a la frase "cumpliré las funciones".


“El Presidente de la Corte Suprema, en su primera ceremonia de asunción, leyó de manera incorrecta esa parte del juramento. Obama, entonces, se detuvo, aparentemente dándose cuenta que algo estaba mal y, después de un momento, Roberts repitió pero volvió a sufrir un traspié.


“Obama finalmente recitó las líneas como las dijo Roberts originalmente”.


No cabe duda, de película. Lo hicieron jurar dos veces. Con tal de que nada suceda como lo que dice en el cartel de publicidad de la de 1972, “El hombre”: “Primero lo hicieron jurar, después juraron ir contra él”.

 

 

 

> Columnas anteriores

 

 


       

 



     PUBLICIDAD