Inicio >> Columnistas >>Personajes

Columnistas

   

Personajes
Alfonso Diez

[email protected]


 

Purificación vs. Téllez: Red de intrigas

 

 

Durante los últimos días se ha desatado una revelación tras otra en torno al escándalo que rodea a dos personajes: Luis Téllez Kuenzler, secretario de Comunicaciones y Transportes y Purificación Carpinteyro Calderón, que recién renunció al cargo de subsecretaria bajo las órdenes de Téllez.


La última sorpresa la dio a conocer Gerardo Sánchez Henkel, director jurídico de la SCyT, al acusar a Purificación de ser la autora de una carta, dirigida a Téllez conminándolo a que renuncie y que fue entregada en el Senado, en la que lo acusan de despotricar contra todo y contra todos, incluidos Manlio, Gamboa, Madrazo, Salinas y el presidente Calderón; Henkel afirma que cuentan con pruebas que señalan la culpabilidad de Carpinteyro, y pone como ejemplo el hecho de que en la mencionada carta se deslizan a lo largo del texto tres palabras que parecen haber sido mal escritas por error, pero que en realidad están escritas en portugués, lo que nos hace voltear la cabeza hacia la ex subsecretaria, porque ella vivió 9 años en Brasil e inclusive adquirió la nacionalidad brasileña, además de la mexicana y la española, que ya ostentaba.


Antes, se dio a conocer un correo electrónico dirigido al secretario en el que le demandan también que renuncie al cargo antes de que su vida “se convierta en un verdadero escándalo”, con la amenaza de dar a conocer las conversaciones que sostuvo Téllez y que lo comprometen.


La historia completa está compuesta por dos vertientes, la del desarrollo personal de la acusada y la de las grabaciones telefónicas del titular de Comunicaciones y Transportes que se han dado a conocer.
Vayamos por partes:


Purificación Carpinteyro estudió en la Escuela Libre de Derecho, igual que el presidente Calderón y obtuvo después una Maestría en Leyes en la Universidad de Harvard.


Trabajó en la Cámara Nacional de la Industria Electrónica, de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CANIETI); en Iusacell, Bell Atlantics, MCI, la brasileña Embratel (donde estuvo 7 años y 9 en total en Brasil) y Telefónica Movistar (lo que marcó su regreso a México).


Después fue nombrada directora del Servicio Postal Mexicano, luego subsecretaria de Comunicaciones y Transportes y finalmente, al comenzar febrero de este 2009, se le pidió la renuncia, tras reportes periodísticos que indicaban, primero, que ella iba a sustituir a Téllez, porque había sido compañera de escuela del presidente Calderón y en consecuencia era su preferida y después, que había fuertes enfrentamientos entre secretario y subsecretaria.

 

 

Y aquí vienen los puntos importantes de toda la historia:

 

1.- Poco después de la “renuncia”, Diana Pando da a conocer la primera grabación de una conversación “comprometedora” de Luis Téllez; Pando afirma que “tuvo relaciones” con el secretario y que en una ocasión él la llamó, contestó el buzón de su celular y recogió “sin querer” el diálogo que sostenía Téllez con otras personas en el que afirmaba que “Salinas se robó la mitad de la partida secreta” (refiriéndose a los fondos secretos que manejaba la Presidencia de la República). Raúl Salinas de Gortari ya antes había revelado el robo en otra conversación telefónica con su hermana, sostenida desde la cárcel en que se encontraba e interceptada por alguien desconocido hasta ahora. Téllez ha reconocido que la conversación tuvo lugar, pero dice que no tiene en realidad pruebas para señalar a Carlos Salinas de Gortari, el ex presidente, como lo hizo.


2.- El siguiente capítulo en esta telenovela tiene como protagonista a la periodista Carmen Aristegui, quien da a conocer en su programa radiofónico más grabaciones de conversaciones telefónicas comprometedoras hechas a Luis Téllez, en las que se refiere a la Cofetel, al servicio postal y al aeropuerto de la Ciudad de México, entre otros temas.


3.- La SCyT, a través de Henkel, denuncia penalmente a Carpinteyro acusándola directamente de ser quien hizo las grabaciones y “las filtró” a la prensa.


4.- Entrevistada por Sergio Sarmiento y por Joaquín López Dóriga, en sus respectivos noticieros radiofónicos, la denunciada niega saber algo de tales grabaciones y/o haberlas “filtrado” a la prensa.


5.- Pero esa misma noche del 18 de febrero de 2009, la Secretaría de Gobernación emite un comunicado en el que da a conocer que el titular de la misma, Fernando Gómez Mont, recibió un CD con las grabaciones multimencionadas de la propia mano de Carpinteyro.


6.- Como respuesta, Purificación declara a Adela Micha, en entrevista televisiva durante el programa “Las noticias por Adela”, que efectivamente, ella le hizo saber al presidente acerca del CD con las grabaciones y éste le ordenó que lo entregara al secretario de Gobernación. Acusa, además, a Héctor Osuna, director de la Cofetel, de ser quien le proporcionó tal CD.


7.- Al siguiente día, jueves 19, Osuna declara, entrevistado por Sarmiento, que él no grabó ni divulgó las conversaciones; manifiesta, además, que ya hay cuatro denuncias en su contra.


8.- Más tarde, Henkel revela a López Dóriga, durante el noticiero vespertino que este conduce, uno de los puntos en que se apoya la demanda contra la ex subsecretaria de triple nacionalidad: las tres palabras escritas en portugués a las que nos referimos en el segundo párrafo de este Personajes.


9.- Purificación arremete, dice que todo es para difamarla a ella “por ser mujer y por tener éxito profesional”.

 

 

Surgen, tras el escándalo, diversas dudas y preguntas:

 

A.- ¿Por qué Carpinteyro fue nombrada directora general del Servicio Postal Mexicano cuando el artículo 21 de la Ley de Entidades Paraestatales señala claramente que “el director general debe ser mexicano por nacimiento y que no adquiera otra nacionalidad” y ella había adquirido otras dos?


B.- ¿Renunció, como ella dice, por el enfrentamiento que tenía con su jefe, el secretario, o la cesaron cuando entregó el CD comprometedor, por conducta inapropiada para un subsecretario? Su salida de la SCyT se dio inmediatamente después de que entregó el disco compacto. Pero ella misma afirma que en realidad las diferencias no eran de fondo, sino de forma, ¿bastaban para renunciar?


C.- ¿Las tres palabras en portugués, como si fueran “lapsus”, delatan a quien habla tal idioma (Purificación) como autora de la carta amenazante contra Téllez, o fueron escritas, igual que ésta, por alguien cercano al secretario para acusarla?


D.- Hay una ola evidente de ataques contra el secretario de Comunicaciones con el propósito, reconocido en las amenazas escritas, de que renuncie. ¿Qué empresa, o qué persona se beneficia con tal renuncia? ¿Una telefónica, una televisora; alguien que piensa que podría ocupar el puesto, o que busca la venganza?


E.- ¿Carpinteyro mandó hacer las grabaciones para lograr que el presidente corriera a Téllez y quedarse con su puesto, o éste la acusa con pruebas que fabricó?


F.- Si no es el caso del punto anterior, ¿Quién grabó las conversaciones de Téllez?
Lo cierto es que tales grabaciones no incriminan al secretario penalmente y en consecuencia no tienen el suficiente peso como para que le pidan la renuncia por lo que, quien las hizo cometió un grave error porque probablemente éste salga fortalecido, como cualquiera que es sujeto de una intriga que no prospera.


Purificación, por su parte, si no resulta culpable, ha caído en contradicciones que han sembrado la duda. Su carrera política ha muerto. El sector privado podría aprovechar su enorme experiencia en el campo de las telecomunicaciones; pero, si las investigaciones la condenan, podría tener que pasar una temporada tras las rejas.


Su declaración ante el agente del Ministerio Público, en los próximos días, será determinante. Todavía faltan capítulos cruciales y reveladores por salir a la luz.

 

 

 

> Columnas anteriores

 

 


       

 



     PUBLICIDAD