Inicio >> Política >>PAN acepta derrota…pero sólo en 11 distritos

PAN acepta derrota…pero sólo en 11 distritos
Esperan un milagro, pues aseguran que en Tehuacán y Atlixco el triunfo es para su partido
Viridiana Lozano Ortíz

 

Totalmente alejada de la realidad la dirigencia estatal dice que en Cholula, Teziutlán y el XI de Puebla las tendencias no son definitivas y todavía tienen oportunidad de alcanzar el triunfo

 

La dirigencia del Partido Acción Nacional aceptó su derrota en 11 de los 16 distritos del estado, mientras que aseguran que en los de Cholula, Teziutlán y el XI de Puebla las tendencias son indefinidas y tenían la ventaja en los distritos de Tehuacán y Atlixco, tomando como base los resultados que hasta las 22:40 horas de ayer se presentaban en el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) del IFE y las encuestas de salida efectuadas por su partido.


Rafael Micalco Méndez, líder estatal del PAN, dijo que respetarán el voto ciudadano, más no los actos irregulares suscitados durante la contienda electoral, dejando con ello abierta la posibilidad de impugnar los resultados en algunos distritos como el XI, luego de que el candidato del PRI en tal demarcación, Juan Carlos Natale López, fuera denunciado por no haber reiterado su página de internet.


La candidata panista de ese distrito, Myriam Arabian Couttolenc, exigió a las autoridades aplicar las sanciones correspondientes y retirar la candidatura a Natale López: “Que se apliquen las sanciones correspondientes de las denuncias que se han presentado, porque en este país hasta que no se aplique la ley como corresponde no llegaremos a ningún lado”, dijo.


Del mismo modo, Micalco Méndez aceptó que es apremiante un cambio de estrategia para el partido ante su debacle: “Es evidente que algo nos falló. Trabajaremos los próximos meses para hacer un análisis objetivo y transparente en cada distrito. Lo que sigue es trabajar y reflexionar al interior del partido”.


Por su parte, el líder del albiazul en la capital, Bernardo Arrubarrena García, rechazó que los resultados electorales sean el reflejo del trabajo del gobierno, municipal, estatal y federal, pese a que la campaña de su partido buscó, desde el inicio, un voto a favor de las acciones del presidente de la República.


Entrevistado al término de la rueda de prensa, rechazó que los resultados electorales sean factor de la permanencia del líder estatal y dejó entrever que la justificación para relevar a Micalco Méndez será el haber cumplido su periodo. “Los resultados de una contienda electoral no ponen ni quitan dirigentes. El partido tiene sus propios tiempos y sus propias convocatorias”.


Al ser cuestionado sobre los cambios que se esperarán al interior y sobre su estrategia de campaña, declaró que es necesario dar la vuelta a la página y comenzar a trabajar con miras al 2010 camino a la gobernatura.


Por su parte el candidato por el distrito VI, Luis Mora Velasco, dijo aceptar la notable ventaja de su contrincante por el PRI, Francisco Ramos Montaño, quien hasta la noche de ayer le superaba por casi diez puntos.


Luego de retrasar casi dos horas su postura, los panistas se presentaron una rueda de prensa a la que asistieron los cuatro candidatos de la capital acompañados de sus dirigentes, municipal y estatal. Confiaron en que el cierre de los conteos los favorezca en al menos dos distritos, dejando fuera las expectativas generadas al inicio de su campaña y las “sorpresas” que, a su decir, iban a revelarse el día de la elección.


El líder estatal albiazul comenzó su discurso felicitando a los candidatos antes de dar a conocer las desalentadoras tendencias, limitándose únicamente a citar al PREP, dejando fuera las encuestas de salida del CISO, la de la encuestadora Indicadores S.C., entre otras, las cuales auguran carro completo para el tricolor.


“Nosotros somos respetuosos del trabajo que realizan diversas encuestadores, pero queremos actuar con objetividad y hablar de las tendencias sin asegurar lo que aún no se ha confirmado”, manifestó.


Más tarde, señaló que aún no es tiempo de pensar en su posible reelección, aunque negó que la derrota lo obligue a renunciar. Cuando se le preguntó respecto a si la debacle panista significa un obstáculo para la carrera por la gubernatura de Rafael Moreno Valle, dado que el líder panista es su principal promotor, expresó que respalda al partido y que el senador albiazul deberá decidir si contiende por la gubernatura con Acción Nacional.

 

 



     PUBLICIDAD