Inicio >> Columnistas >>Personajes

Columnistas

   

Personajes
Alfonso Diez

[email protected]


 

A los Monreal “les sembraron” la mariguana… ¿sus empleados?

 

Le he estado dando vueltas al asunto desde el domingo. No le di la importancia debida, me pareció un asunto menor. Ya no lo es.


Las declaraciones de Ricardo Monreal han convertido una simple denuncia en una infamia y un acto de cobardía de parte del senador contra la gobernadora del estado de Zacatecas, Amalia García.


Dice Monreal que Amalia esta coludida con la delincuencia organizada, pero no tiene una sola prueba de lo que afirma y la acusación la hace con el propósito evidente de desviar la atención para que no se insista en el tema verdaderamente central: en una propiedad de sus hermanos en Zacatecas fueron decomisadas 14.5 toneladas de mariguana y detenidos dos sujetos que la empaquetaban.


Uno de los hermanos, como si se dirigiera a retrasados mentales, dice que la mariguana “se la sembraron”; pues sí, se la sembraron, luego la cosecharon y la estaban empaquetando cuando llegó el ejército. ¿En qué cabeza cabe pensar que alguien iba a llevar 14.5 toneladas de mariguana al rancho de los Monreal solamente para incriminarlos? ¿Y luego ponerse a esperar al ejército para ser aprehendidos? Y además, gran parte de ella ni siquiera estaba empaquetada, ahí lo estaban haciendo los detenidos.


Estos últimos fueron encarcelados y hasta ese momento no había habido reacción por parte de los Monreal, pero un comando rescató a esos y a otros 51 reos del penal de Zacatecas en el que estaban recluidos y entonces sí, Ricardo Monreal se sintió libre para calumniar a la gobernadora, ¿Por qué? Porque los que podían señalar a cualquiera de los Monreal como sus empleadores y dueños de la droga ya habían sido liberados.


Transcurrieron casi cuatro meses desde el momento de la detención de los narcotraficantes y su rescate y en ese lapso ninguno de los hermanos del senador, ni éste, abrieron la boca. ¿Hubo amenazas de los detenidos de hablar si no eran rescatados? El caso es que fueron liberados por un comando y sólo entonces comenzaron a lanzar imputaciones los Monreal.


La acusación de estar relacionado con el narcotráfico contra el actual senador no es de ahora; fue hecha, de manera increíble, por el que entonces era su partido, el PRI, cuando Ricardo quiso ser candidato a gobernador de Zacatecas por ese partido; ante tales señalamientos, no le otorgaron la nominación, pero el PRD lo cobijó y lo hizo gobernador. Terminó su mandato y fue sustituido en elecciones limpias por la actual gobernadora, quien se queja de que el senador se ha dedicado a golpearla y quiere impedirle llevar al cabo un buen gobierno: “A Ricardo ya se le olvidó que él ya no es gobernador”.


Pero es el estilo de Monreal, golpear a base de calumnias, así lo hizo cuando ordenó a los diputados que tomaran la tribuna del Congreso, aduciendo que los congresistas no habían cumplido lo ofrecido, pero mentía.

 

Así lo ha hecho cada vez que acusa a alguno de sus contrincantes de lo que sea, comenzando por el Presidente de la República, lanza la calumnia esperando que se cumpla el dicho famoso: “calumnia, que algo quedará”. Del PRI se fue al PRD y ahora se cambió al PT, para que este partido no perdiera una cuota millonaria que recibe del Congreso, en un acto que lo exhibe carente de ideología.


Pero ahora, la situación deberá revertírsele, porque las 14.5 toneladas de droga fueron encontradas en uno de los ranchos propiedad de la familia Monreal y de eso no habrá manera de que se deslinden. Uno de los hermanos, presidente municipal de Fresnillo, quiere ser gobernador de Zacatecas y uno de los partidos que ahora promueve a López Obrador lo está impulsando, el PT, y la pregunta obligada es: ¿Caerá el electorado una vez más en la trampa de votar por otro Monreal, a pesar de las acusaciones de narcotráfico?


Tanto este último, David, como su hermano Ricardo, cuentan con fuero constitucional por los cargos que ostentan y en consecuencia no pueden ser detenidos aunque hayan cometido algún delito. Si el primero gana la gubernatura y el segundo otro cargo cuando termine su encomienda en el Senado, que será en 2012, quedarán impunes por el tiempo que dure el nuevo trabajo que el electorado les dé.


Una vez más repetimos la sentencia de Ortega y Gasset: “Las masas siempre se equivocan”. ¿Se equivocarán una vez más en las elecciones venideras?

 

Cabos sueltos

 

• Cuba se quiere curar en salud: Cuba pide ahora que se suspendan los Juegos Panamericanos que están programados para llevarse al cabo en México y la solicitud no debe extrañar a nadie: las autoridades de ese país quedarían en ridículo al ser el único país latinoamericano que no asistiera a las competencias, debido a la prohibición que hicieron para que no haya vuelos entre Cuba y México.

 

• Campaña ilegal: El anuncio del PT que se repite hasta la saciedad y en el que alguien dice: “Estaríamos mejor con López Obrador”, para después presentar al mismo Peje anunciando: “Mi proyecto de nación sigue vivo, tenemos que salvar a México”, es una clarísima violación a la norma que establece que ningún candidato a la presidencia puede hacer campaña, o precampaña, con tanta anticipación (los comicios serán en el 2012). El hecho de que los otros partidos no hayan protestado hasta ahora, lo único que puede significar es que lo dejan hacer para impugnarlo en el 2012 y de esa manera impedir que sea candidato; pero se les olvida que ya fue condenado por violar la ley que debía proteger, desaforado por el Congreso y perdonado por el presidente Fox y todo eso le dio fortaleza a su candidatura. Si cometen el error tres veces (Santiago Creel también le perdonó que no fuera residente en el DF cuando fue candidato a Jefe de Gobierno de la entidad) pueden tener que pagar consecuencias imprevisibles.

 

• Contra Salinas de Gortari: La Secretaría de la Función Pública, con Salvador Vega Casillas al frente, anunció que está estudiando si tiene atribuciones para investigar la denuncia que el expresidente Miguel de la Madrid hizo contra otro expresidente, Carlos Salinas de Gortari, de que se robó la mitad de la partida secreta. Si termina anunciando que no tiene atribuciones, sería deseable que el Congreso asuma la investigación y que de una u otra forma se castigue al acusado tanto por De la Madrid, como por Luis Téllez y por su propio hermano, Raúl Salinas de Gortari.

 

 

 

> Columnas anteriores

 

 


       

 



     PUBLICIDAD