Inicio >> Columnistas >>Personajes

Columnistas

   

Personajes
Alfonso Diez

[email protected]


 

Monreal: de senador a actor de teatro

 

No me gusta emplear adjetivos, pero en este caso debería aplicar varios calificativos de corte negativo.


Lo que hizo Ricardo Monreal en el Senado fue una representación teatral con un guión elaborado para tender una trampa a sus compañeros senadores y a la opinión pública y muchos cayeron en ella. Sus mismas argucias lo exhiben.


Solicitó una licencia por 21 días a su cargo en la que “renuncia expresamente“ al fuero constitucional para que la procuraduría lo pueda investigar, elaborar la Averiguación Previa correspondiente y fincarle los cargos que arroje la investigación.


Pero resulta que en 21 días la policía no va a encontrar a los dos sujetos que fueron rescatados por un comando del rancho de sus hermanos para preguntarles quiénes eran en realidad sus empleadores. Hay ocasiones en que ni con 60 días de arraigo, o con el doble de tiempo, se logran resultados y menos lo van a hacer en 21 días.


Dar a las autoridades 21 días para que lo acusen formalmente es una trampa porque sabe que no lo van a lograr, así que de esta manera regresará a ocupar su cargo en el Senado con piel de cordero y condenando a sus acusadores.


Dice, además, que renuncia expresamente al fuero constitucional que le otorga su cargo para que lo investiguen. Esa es otra trampa porque Monreal sabe perfectamente que la solicitud de licencia, conforme al artículo 111 constitucional, no le quita el fuero; para lograr esto sería necesario un juicio de procedencia del desafuero, no basta con gritar “ya no tengo fuero”.


Monreal habló ante el Senado con una voz pausada y teatral, propia del mártir que está clamando inocencia; al salir del recinto, para completar la farsa, lo esperaban su esposa y su hija, se recargó en los brazos que ambas le extendieron y se alejó caminando con ellas.


La familia Monreal está en la mira de las autoridades porque se encontraron 14 toneladas de mariguana en el rancho en Zacatecas de dos de los hermanos del senador, se aprehendió a dos de los individuos que empaquetaban y cargaban la droga en un transporte y cuatro meses después estos fueron rescatados, junto con otros 51 encausados, del penal en que se encontraban recluidos. Las dudas y sospechas alrededor del caso se plantearon en el “Personajes” anterior a éste:


www.laquintacolumna.com.mx/2009/mayo/columnistas/colu_personajes_200509.html


La PGR puede, de cualquier manera, investigar al senador, con licencia o sin ella, y en el caso de que encuentre algún delito qué perseguir deberá solicitar a la Cámara de Diputados que inicie el juicio en que se determine si se debe o no proceder penalmente contra el inculpado; si la respuesta mayoritaria es positiva, lo deja sin fuero. Por lo pronto, lo único que tendrán que declarar las autoridades respecto al senador es que no se le sigue ninguna investigación.


Ricardo Monreal declaró además que quienes lo atacan están atacando también a Andrés Manuel López Obrador y a todo el movimiento de izquierda en México y aquí cabe la pregunta: ¿El Peje es su socio, o por qué lo mete en la bronca? ¿Y el “movimiento de izquierda”, como él le llama, qué tiene que ver con las 14 toneladas de mariguana?


Y efectivamente, sus argucias lo exhiben porque al valerse con torpeza de argumentos que caen por su propio peso, para evadir su responsabilidad, lo que logra es hundirse más. El acusado que esgrime mentiras para defenderse no puede ser inocente. No cabe duda, el senador con licencia es un verdadero lobo de la política, pero quiere vestirse con piel de cordero.

 

 

 

> Columnas anteriores

 

 


       

 



     PUBLICIDAD