Dios en el Poder

Selene Ríos Andraca

diosenelpoder@hotmail.com

Jueves 26 de Agosto de 2010


Marín, entre la nostalgia y la amnesia








Por la dolorosa masacre en Tamaulipas



Dice el excelso escritor Gabriel García Márquez que la melancolía idealiza el pasado.


La fatídica derrota del delfín y el inevitable final de su proyecto transexenal han causado hondos estragos emocionales en el gobernador saliente, Mario Marín.


Despertó una mañana, después del 4 de julio, y con un poco de temor miró atrás y se descubrió como el gobernador más tolerante, más receptivo, más afable y condescendiente con los medios de comunicación en la historia de Puebla. 


Miau.


Durante el foro de seguridad con directivos de los medios de comunicación, el mandatario saliente tuvo, o un ataque de melancolía o un repentino síntoma de amnesia, al decir:


“Y se los digo de frente y con toda la conciencia tranquila, no hemos tenido un solo perseguido político, ni político ni periodístico. No hay en las cárceles de Puebla, durante mi gobierno, un preso político, ni un solo periodista, ni uno, y conste que me ha llovido bastante y ni aun así”.


Clap.


Clap.


Clap.


Tiene razón El Gabo, la melancolía idealiza el pasado y sus horrores.


La nostalgia del poder se ha apoderado del góber y con una simple frase cargada de arrepentimiento pretende inyectar un poco de su Alzheimer a periodistas y ciudadanos. 


**


Me desconcierta la falta de memoria del gobernador y de los directivos que le acompañaron ayer en el foro de seguridad, pues ninguno le recordó algunos agravios que sufrió el gremio periodístico durante su sexenio.


¿Se les hace conocido el nombre de Lydia Cacho?


Sí, la autora de Los demonios del Edén que fue encarcelada en el Centro de Rehabilitación de San Miguel en diciembre de 2005 a causa de una denuncia por difamación y calumnias levantada por Kamel Nacif.


Sí, la “vieja cabrona” que fue violentada en sus garantías individuales y sus derechos humanos por las autoridades poblanas.


—Quiúbole, Kamel.


—Mi góber precioso.


—Mi héroe, chingao.


—No, tú eres el héroe de esta película, papá.


—Pues ya ayer acabé de darle un pinche coscorrón a esta vieja cabrona. Le dije que aquí en Puebla se respeta la ley y no hay impunidad, y quien comete un delito se llama delincuente.

 

Y que no se quiera hacer la víctima y no quiera estar aprovechando para hacerse publicidad. Ya le mandé un mensaje, a ver cómo nos contesta. Pero es que nos ha estado jode y jode, así que se lleve su coscorrón y que aprendan otros y otras.


—Ya sé, y es que estos cabrones siguen sacando mamadas y mamadas. Pero yo hice una declaración. Fui a la televisión.


—Ah, qué bueno. ¿Allá en México o acá en Puebla?


—Aquí, pero dijeron que la iban a mandar allá. Salió aquí. Y yo en el Milenio le dije, si lo quieres leer, le dije, pus al señor gobernador no le tembló la mano.


—Ni nos tiembla ni nos temblará.


Pinche bola de ratas. ¿Qué han hecho? Qué asquerosidad es esto, ¿eh?


—No, si se sienten Dios en el poder.


¿Y aún así se atreve a decir que tiene la conciencia tranquila?


Hagamos más memoria.


**


En febrero de 2005, a escasos 26 días de haber asumido el poder, Mario Marín presionó a 12 diputados priistas para que presentaran una denuncia por difamación y calumnias en contra del periodista Mario Alberto Mejía y la que esto escribe.


Días después, el reportero Julio Martínez fue denunciado penalmente por la administración estatal por una nota publicada en Síntesis.


Ya saben que “esos” temas le gustan.


**


En septiembre de 2007, Mario Marín declaró en una entrevista con Jesús Manuel Hernández que en el programa de la 1010, La Quinta Columna, se la pasaban golpeándolo todo el tiempo. Días después el espacio radiofónico conducido por Arturo Rueda y Mario Alberto Mejía fue cancelado.


**


En enero de 2008, los periodistas Mario Martell, de Intolerancia, y Héctor Hugo Cruz, de esta casa editorial, fueron golpeados por los guardaespaldas de Roberto Marín, hermano del mandatario, en su intento por entrevistarlo.


**


En enero de 2010, la reportera Charlenne Alpuche fue despedida de TV Azteca por repetir en reiteradas ocasiones el origen chiapaneco de Javier López Zavala durante su registro como precandidato del PRI al Gobierno del estado.


**


Y en su cinismo habitual, Mario Marín se atreve a decir en el foro con directivos:


“Que no tengan ningún temor, y si no lo tuvieron en los cinco años y medio, pues menos lo van a tener ahorita que ya estamos de salida, así que pueden estar seguros de que ha sido un verdadero placer trabajar para los poblanos y tener el acompañamiento de ustedes”.


¡Por Dios!


Seriedad.


¿Marín realmente cree que por ponerse romántico se nos olvidan sus ataques?


Qué estupidez.


**


Pido una disculpa por los casos de censura y represión que han sufrido mis colegas que, por tiempo y espacio, se me escapen.