Tiempos de Nigromante

Arturo Rueda

artrueda@yahoo.com

Jueves 06 de Septiembre de 2012


La negociación secreta con Audi (datos para morbosos)














Es probable que el 5 de septiembre de 2012 pase a la historia de nuestra entidad como la fecha fundacional en la que despertó la Puebla hipermoderna que todos deseamos, y su acto clave fue el anuncio de la inversión de la planta Audi en San José Chiapa. Ayer, durante el anuncio oficial en Los Pinos, comenzaron a trascender los detalles del plan de trabajo secreto que durante 13 meses concentró la atención de Rafael Moreno Valle y sus principales funcionarios. Entre saludos de los funcionarios federales, la felicitación emotiva del Presidente Calderón, los apapachos de los legisladores que fueron invitados así como de dueños de comunicación, se revelaron algunas de las claves de cómo logró convencerlos y romper la dinámica de la última década de privilegiar a los estados del norte y occidente del país.


La determinación del Consejo Directivo de Volkswagen por apostar nuevamente por Puebla tiene una larga historia que inicia con las dañadas relaciones entre el gobierno estatal y la trasnacional alemana que, en 2010, culminaron con la decisión de enviar la planta de motores, una inversión de 500 millones de dólares, a Silao. Puebla vivía en carne propia los tiempos oscuros del marinismo: descrédito nacional de las instituciones, un gobernador desprestigiado, seudoempresarios dedicados a lavar dinero público, el saqueo de las arcas estatales y una sociedad cómoda en la corrupción.


Moreno Valle se propuso darle una vuelta de tuerca a la relación con Volkswagen México antes de comenzar su proyecto más arriesgado: la apuesta era recuperar la confianza de los directivos y generar una nueva dinámica de trabajo. Primero escuchó las demandas de Thomas Karig, que no se han habían podido resolver en dos sexenios anteriores: mejorar la infraestructura y caminos de la planta, así como ayudarlos a adquirir y regularizar terrenos contiguos para ampliarla. En menos de un mes todo estaba resuelto, hasta concreto hidráulico tuvieron, y a mediados de 2011, con la confianza restablecida, les comunicó a los directivos alemanes que deseaba pelear la planta Audi aunque sabía de lo limitado de las posibilidades dado que otros estados llevaban terreno adelantado.


Gracias las gestiones de Karig y otros directivos, surgió el milagro: una cita en Alemania para exponer el proyecto para septiembre de 2011. Como en realidad había pocas esperanzas, Moreno Valle no quiso cacarear el huevo. Dejó en Puebla a Pablo Rodríguez Regordosa para resolver las peticiones que hicieran los alemanes y se fue con las maletas llenas de esperanza. A veces pequeños detalles hacen la diferencia: en contraste con otros funcionarios de otros estados que habían ido a presentar su proyecto, Moreno Valle se desenvolvía con naturalidad en el inglés y no había necesidad de tener traductores como le ocurría a los marinistas.


El Consejo Directivo de VW en Alemania aceptó a Puebla entre los postores por la planta Audi, pero obligó al gobierno estatal a firmar un acuerdo de confidencialidad. Por eso Moreno Valle regresó sin hacer declaraciones, que provocó que muchos periodistas se tomaran a burla que la marca de los anillos viniera a la entidad. Pero a lo largo de todo el proyecto de trabajo nunca se hicieron declaraciones en uno u otro sentido para desmentir los “borregazos” informativos. El silencio fue la política de comunicación.


El primer problema fue el terreno pues Audi exigía 400 hectáreas planas. El gobierno estatal encontró uno perfecto, en la zona de Huejotzingo, cerca del aeropuerto. Y fue entonces cuando el volcán Popocatépetl jugó una mala pasada e incrementó su actividad a fase 3 con todo y lluvia de ceniza. Los directivos lo rechazaron y por momentos pareció que la negociación se caía. Entonces Moreno Valle dirigió su mirada a la zona donde se construye la carretera Cuapiaxtla-Cuacnopalan, que recibirá el nombre de autopista Audi. De hecho, la dirección de la planta ha quedado asentada como “autopista Audi kilómetro 15”, en donde se hará un camino especial al terreno de 80 hectáreas que en el próximo año recibirá a 20 mil trabajadores de la construcción para edificarla, junto con el parque industrial en donde se asentarán los proveedores para continuar el esquema “Justo a Tiempo”.


No puede pasarse por alto que Audi es el segmento de lujo de Volkswagen, por lo que se requiere no mano de obra calificada, sino calificadísma. Las universidades se encontraban preparadas, porque desde hace un lustro tanto la BUAP como la UPAEP establecieron la carrera de ingeniaría automotriz. Pero Moreno Valle fue más allá: sentó a la misión de directivos alemanes con Enrique Agüera, quien cerró la pinza al ofrecerles no una carrera, sino hasta una facultad especializada en el rubro. Sobra decir que quedaron encantados.


Tras la ubicación del terreno, el gobierno estatal asumió el compromiso de realizar todas las obras de infraestructura, conectividad y carreteras para dotar a la planta de drenaje, electricidad, caminos pavimentados con concreto hidráulico, así como conexión a vías férreas. La distancia de 80 kilómetros de la capital abre muchos retos, pero es casi seguro que a San José Chiapa llegará la fiebre del oro hasta convertirla en una ciudad industrial.


Tras la presentación oficial en Los Pinos, Moreno Valle voló a Toluca al primer informe de Eruviel Ávila, en donde recibió la felicitación calurosa del resto de los gobernadores que medio en broma le pidieron la receta para convencer a las automotrices. Los únicos adoloridos fueron Pepe Calzada, el gobernador de Querétaro, y el interino de Guanajuato, porque por primera vez en una década se rompió la inercia de que esos estados se llevaran el grueso de la Inversión Extranjera.


Por la noche, en Casa Puebla se llevó a cabo una cena para festejar el exitoso plan de trabajo y los invitados especiales fueron todos los directivos alemanes tanto de Audi como de Volkswagen. Una frase cerró el día que cambió a Puebla: “en los meses por venir la empresa no va a perseguir al gobierno para que cumpla sus compromisos. La nueva dinámica será que el gobierno sea quien persiga a la empresa para acelerar la puesta en marcha. Somos nosotros los que tenemos prisa”.

 

 

 

 

 

 

blog comments powered by Disqus

©2010 La Quinta Columna. Derechos reservados.