Inicio >> Estado >> Alcalde de Tlaola sabotea servicio de agua potable

Alcalde de Tlaola sabotea servicio de agua potable

Acusan vecinos de la cabecera municipal

 

 

Vecinos de la cabecera municipal de Tlaola denunciaron otro conflicto provocado por Edgar Cázares Morgado, alcalde de esta localidad, quien a través de diversos emisarios, entre los que se señalan a Vicente Miguel Gayoso y Elfego Picaso Viveros, ha venido saboteando el sistema de agua potable de una parte de la población y de instituciones como la clínica del IMSS y la Iglesia Católica.


Con este problema se ven afectadas más de 200 personas, contando a familias que tienen tubería de agua potable hasta sus casas y a otras que no cuentan con el servicio domiciliario pero que van con sus recipientes a acarrearla hasta la caja de agua.


Florencio Montes Tetzonquila, uno de los habitantes afectados se queja de que “personas partidarias del presente municipal, vienen y taponean con bolsas de plástico la válvula y el agua ya no llega a las casas ni sale de los tubos acondicionados junto a la caja para que laven la ropa las mujeres”.


“Desde 1968, tomamos agua del manantial “Xmatlac”, incluso se pueden apreciar los restos de lo que fueron los lavaderos colectivos, pero la primera noche del día de la toma de posesión del presidente actual, los seguidores de Edgar Cázares vinieron a destruirlos y sin embargo, la autoridad nunca hizo nada ni para castigar a los responsables ni para reparar el daño, con lo que se demuestra que este gobierno panista no es para todos sino sólo para sus gentes” denunciaron los quejosos.


El grupo de afectados organizó una faena y en días pasados realizaron la limpieza del lugar, por lo que se dieron cuenta de que no les llegaba el agua porque encontraron hasta pañales desechables tapando la tubería, con lo que incluso han estado expuestos a un grave problema de salud pública.


En el lugar de los hechos se pudo observar cómo la válvula que regula la salida del agua del  tanque de almacenamiento ha sido violada por lo que los vecinos optaron por ponerle candados en lugar de los tornillos que debe llevar para mantenerla cerrada y tratar de evitar futuros daños.


Candelaria Marcelo López, mujer indígena de 63 años explicó que toda su vida ha vivido junto al manantial y ella se ha dado cuenta de la gente que va a causar destrozos a la caja de agua, “nada más que como soy humilde no me hacen caso y el presidente tampoco” 


Otra vertiente del problema tiene que ver con la pretensión del presidente municipal de cobrar el agua, a lo que los vecinos se han opuesto rotundamente porque a decir de ellos, ningún presidente anterior la ha cobrado, al contrario les han ayudado, como en el caso de los lavaderos que fueron acondicionados para beneficio de la comunidad en general por la administración pasada.


“Ya no pedimos que nos atienda el presidente municipal, porque desde el inicio de su mandato nos cerró las puertas de su oficina, pero por lo menos que nos respeten, que respeten nuestra agua. Ahorita ya limpiamos y le tratamos de arreglar aquí con nuestros escasos recursos, pero no vaya a ser que al rato regresen esas personas a volver a destruir porque entonces tendremos que subir a denunciar en otras instancias de gobierno estos abusos” finalizó molesto  Ramiro Montes Reyes.

 

 



     PUBLICIDAD