Inicio >> Estado >> La información del desastre a cuentagotas en el gobierno

La información del desastre a cuentagotas en el gobierno

El gobernador Marín rechazó en televisión que el gobierno estuviera advertido de la tragedia en Eloxochitlán

 

Una vez más el gobierno del estado se mostró hermético en cuanto a la información relacionada con la tragedia de Eloxochitlán. Será hasta las siete de la mañana de hoy cuando la administración marinista dé la postura oficial.


Hasta el cierre de esta edición la administración marinista envió apenas cuatro comunicados de prensa en los que dio cuenta de la supervisión del gobernador Mario Marín, así como del hallazgo del autobús sepultado en el lugar de los hechos, sin embargo, ningún funcionario convocó a una rueda de prensa.


Durante toda la jornada, el mandatario poblano dio preferencia a las televisoras locales para transmitir sus mensajes. En el noticiario nocturno de Televisa Puebla, Marín Torres reconoció la existencia de al menos un muerto, una mujer quien en vida llevó el nombre de Eloisa de Jesús González.


Sin embargo, rechazó que la administración estatal haya tenido conocimiento de que una tragedia así podría registrarse, como lo denunciaron los vecinos. Más aún, el mandatario atribuyó los hechos al cambio climático, por lo que instó a los vecinos de la zona a la prevención.


En dicha entrevista, Marín Torres ofreció todo el apoyo a los familiares de las víctimas, entre éstos el pago total de los servicios velatorios: “pagaremos todos los gastos para que tengan una cristiana sepultura”, dijo.
Asimismo, aseveró que hoy regresará al lugar de los hechos para seguir supervisando las labores de rescate.


Dada la magnitud de la tragedia, alrededor de las 12:30 de la tarde, seis horas después de registrarse el derrumbe, el gobernador Mario Marín voló a la junta auxiliar de Zacacoapan, perteneciente al municipio de Eloxochitlán donde sucedieron los hechos, para coordinar directamente los trabajos de rescate.


Minutos antes, la Presidencia de la República dio a conocer un comunicado del presidente Felipe Calderón en el que ordena a las secretarías de Gobernación y de la Defensa Nacional colaborar de manera inmediata y disponer de los recursos necesarios para agilizar las tareas de rescate en Puebla.


Entrevistado en los noticieros locales de Televisa y Televisión Azteca en sus ediciones vespertinas, el mandatario poblano reveló que son 20 mil los habitantes incomunicados después del deslave. Para ese entonces, los cuerpos de seguridad aún no hallaban el autobús sepultado con entre 40 y 50 pasajeros.


Marín Torres reconoció que a 10 horas de la tragedia aún no llegaba la maquinaria pesada para agilizar la remoción, actividad que se estaba realizando con dos tractores para la construcción que poco pudieron hacer en dicho empeño.


En ese sentido, el mandatario pidió apoyo a los constructores del estado para ayudar con el envío de maquinaria para poder extraer las más de 100 toneladas de escombros.


Asimismo, apuntó que fue el propio presidente Felipe Calderón quien instó al Ejército para que pusiera en marcha el Plan DN-III. Dijo además que por la mañana se comunicó con Francisco Ramírez Acuña, secretario de Gobernación federal quien le informó del apoyo del gobierno federal.

 

 

En 72 horas el rescate de pasajeros
Germán García Pajares, subdirector de Protección Civil estatal reveló que el gobierno del estado y todo el equipo de rescate, requiere de al menos 72 horas para rescatar a la totalidad de los pasajeros que viajaba en el autobús enterrado por el desgajamiento del cerro.


Sin embargo, señaló que tomará una semana poder remover la totalidad de las toneladas de piedra y lodo, debido a la dificultad de los trabajos.


A pesar de que alrededor de las seis de la tarde los medios de comunicación locales y nacionales comenzaron a difundir los datos del hallazgo del primer cuerpo, el funcionario estatal dijo no tener información al respecto.


Finalmente, dio a conocer que a esa hora la maquinaria pesada compuesta por tractores gigantes y “manos de chango”, ya se encontraba trabajando en la remoción.

 

 

Marín revienta ante reclamos de pobladores de zona en desastre

 

“¡¿Dime cómo?!”, fue la frase que utilizó el gobernador Mario Marín Torres para reclamar a Donato Trujillo Martínez, consejero de la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, quien le reprochó la total desatención a la zona en desastre.


A las dos de la tarde llegó ayer el gobernador Mario Marín Torres acompañado de Rómulo Arredondo Gutiérrez, secretario de Comunicaciones y Transportes, así como de Roberto Morales Flores, secretario de Salud.


Trujillo denunció que desde hace más de un año advirtieron al mandatario estatal que había riesgo de desgajamientos y aprovechó la presencia del gobernador para reclamarle el olvido de las comunidades de la Sierra Negra.

 

 

Notas relacionadas:

 

- No hay señal de sobrevivientes

- Denuncian pobladores negligencia del gobierno

- La información del desastre a cuentagotas en el gobierno

 

 



     PUBLICIDAD