Inicio >> Política >> Puebla a la baja, es el sexto estado más pobre

Puebla a la baja, es el sexto estado más pobre
El estado desciende un lugar en la medición de Índice de Desarrollo Humano de la ONU
Efraín Núñez Calderón

 

Esto, a pesar de que en el 2006 el gobierno de Mario Marín ejerció el presupuesto más alto en la historia del estado, gastando alrededor de 35 mil millones de pesos.

 

Aunque el año pasado la administración estatal ejerció el presupuesto más alto en la historia de Puebla —35 mil millones de pesos—, la entidad descendió un lugar en el Índice de Desarrollo Humano a nivel nacional, pasando de la sexta a la quinta posición de los estados con menos crecimiento en México, según datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).


La ONU mide el Índice de Desarrollo Humano con tres variables principales: ingresos, salud y educación, por lo que en estos rubros la entidad habría descendido en sus mediciones con relación a la última estimación, realizada en 2004.


Lo anterior explica la razón por la cual el estado fue aceptado en los Programas de Desarrollo Humano de la ONU, a pesar de que las autoridades estatales insisten en que los niveles de crecimiento en el estado han mejorado.


En la página http://www.undp.org.mx/ se encuentra disponible la información respecto de la última medición de los Índices de Desarrollo Humano en México, correspondiente al 2006. El análisis anterior data del 2004.
En la medición del último año de Melquiades Morales los índices de desarrollo ubicaron a Puebla en el lugar séptimo en marginación a nivel nacional, los resultados más recientes posicionan a la entidad en el octavo sitio.


Uno de los datos más reveladores respecto a la ubicación del estado, es que Puebla se encuentra como una de las entidades en donde más se agudiza el problema de la migración interna. Según el documento de la ONU, el impacto de la migración es decisivo en el cálculo del IDH. En este sentido la ausencia de migración implica un nivel de desarrollo mayor para 25 entidades.


Sin embargo, el estado se encuentra entre los que más pierden por migración junto a Chiapas, Sinaloa, Veracruz, Oaxaca y Sonora. Mientras, entre los que mejores índices tienen al respecto son Querétaro, Aguascalientes, Tabasco, Quintana Roo y Guanajuato.


Para la ONU, México es uno de los países con desarrollo humano alto, sin embargo, esta calificación contrasta con las desigualdades a nivel regional.


Al respecto, Thierry Lemaresquier, representante residente del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo en México, alertó que es considerable la desigualdad en los niveles de desarrollo de las entidades federativas del país.


En tanto, Rodolfo de la Torre, editor del último Informe sobre Desarrollo Humano en México manifestó que el país tiene en el abatimiento de las desigualdades su principal reto para los próximos años.

 

 

Pocos avances por entidad federativa desde el año 2000


Este análisis establece que entre 2000 y 2004 el IDH del país pasó de 0.7940 a 0.8031, teniendo un incremento de 1.15 por ciento, que colocó a México en un nivel de desarrollo humano alto. En dicho periodo hubo avances en todos los rubros: educación con 2.06 por ciento, salud 0.96 por ciento y en ingreso 0.37 por ciento.


Sin embargo, los avances en dicho periodo para la mayor parte de las entidades federativas han sido pocos. En los primeros años de esta década los estados que mayores cambios registraron fueron Guanajuato, San Luis Potosí y Zacatecas.


No obstante, 16 entidades de las 32 en México, entre éstas Puebla, se ubicaron —en ese mismo periodo— por debajo del promedio nacional, es decir, tienen un nivel de desarrollo humano medio. En ese sentido, los dos primeros lugares en la clasificación del IDH los siguen ocupando el Distrito Federal y Nuevo León.


Pero los datos correspondientes a la última medición de IDH son poco alentadores en el estado. Y es que en ese lapso bianual no pudo colocarse entre los estados de mayor desarrollo humano, a pesar que en los dos primeros años de la administración marinista se ha gastado un presupuesto alto.


El Distrito Federal, Nuevo León, Baja California, Coahuila y Chihuahua tienen los mayores niveles del IDH. A una distancia lejana se encuentran los estados de Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Veracruz y Michoacán, que ocupan las últimas posiciones. Puebla se ubica detrás de estos últimos.


La entidad tampoco se encuentra entre los estados que avanzaron en el patrón de desigualdad. Otra vez el Distrito Federal reporta los mejores datos en IDH, mientras que Chiapas ocupa el último lugar. Guanajuato, San Luis Potosí y Zacatecas son los estados que tuvieron indicadores positivos en este rubro durante los últimos dos años.

 

 

RECUADRO


La mayor parte de los municipios son marginados


Recientemente Javier López Zavala, secretario de Gobernación, y Alejandro Armenta Mier, secretario de Desarrollo Social, anunciaron con bombo y platillo que la ONU permitió el ingreso del estado a los programas de desarrollo que maneja.


Con ello, la administración marinista tendrá acceso a la información que manejan organizaciones de orden mundial como la Unesco y la Unicef, entre otras, para poder llevar a cabo programas para abatir la marginación en el estado.


No obstante, a pesar de que las autoridades estatales lo rechazan, el apoyo de la ONU sólo puede justificarse por los datos de marginación que arrastra el estado.


Y es que más de la mitad de los municipios en la entidad, es decir 163 de 217, son considerados con alta y muy alta marginación. Juntos aglutinan una población de más de 368 mil habitantes, más de la mitad de los cuales son de origen indígena.

 

Entre las comunidades con mayor marginación se encuentran Eloxochitlán, Tlacotepec de Porfirio Díaz, Coyomeapan, Hueytlalpan, Huehuetla y Chichiquila, entre otros, mientras que sólo cuatro municipios en la entidad, entre ellos la ciudad capital, son considerados con baja marginación.

 

 

 

 

 



     PUBLICIDAD