Inicio >> Estado >> David Taylor, el responsable de las muertes en Eloxochitlán

David Taylor, el responsable de las muertes en Eloxochitlán
Melquiades Morales adjudicó de manera directa el tramo de la carretera donde se registró el derrumbe
Efraín Núñez Calderón / Selene Ríos Andraca /

 

La mayor irregularidad en la obra fue que el corte de los cerros no se hizo en forma de talud para evitar un desgajamiento, sino de manera vertical pese a estar en zona de alta inestabilidad geológica. Además existe evidencia de que la construcción del tramo no contó con el estudio de factibilidad correspondiente.

 

David Taylor Torres, el constructor consentido del gobernador panista de Tlaxcala Héctor Ortiz Ortiz, es el responsable de la tragedia en Eloxochitlán —en la que fallecieron sepultadas al menos 32 personas— una vez que fue su constructora, denominada DAP, la encargada de la ejecución del tramo Eloxochitlán-Tlacotepec de Porfirio Díaz.


El exgobernador Melquiades Morales Flores le adjudicó de manera directa, es decir sin licitar, la construcción de 22 kilómetros de la carretera de la muerte por un monto de 145 millones de pesos. Es decir, el exmandatario poblano le pagó a Taylor Torres 6 millones 600 mil pesos por kilómetro.


Documentos en poder de Cambio evidencian que la mayor irregularidad de la construcción fue que el corte de los cerros no se hizo en forma de talud —trazando una diagonal que crea un soporte de suelo— para evitar un desgajamiento, y es que el corte que se hizo en esta zona de alta inestabilidad geológica se llevó a cabo de manera vertical, principal factor que propició que el deslave sepultara —el pasado 4 de julio— a las 32 personas que viajaban en el camión de la ruta Tehuacán-Tlacotepec de Porfirio Díaz.


Más aún, existe evidencia fehaciente de que la construcción del tramo referido no contó con el estudio de factibilidad correspondiente. Por si fuera poco, las autoridades estatales reconocieron recientemente que la constructora DAP dejó inconclusos los trabajos.


Una vez que dejó incompleta la carretera de la muerte, Taylor Torres emigró del estado y hasta hoy no ha sido beneficiado con proyectos en el sexenio marinista, según el compendio de obra pública entregada por la Secretaría de Obras Públicas entre 2005 y 2007, en el que su empresa, DAP Constructores, simplemente no aparece en el registro.


Hay que recordar que el periódico El Universal publicó una semana después de la tragedia que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) advirtió en 2005 al gobierno de Mario Marín que la carretera fue mal trazada, deficientemente planeada y que desde sus inicios, en 2002, presentó problemas de deslaves y derrumbes, retrasos y cancelaciones.


Aunque las observaciones hechas por la Federación a la administración estatal corresponden al tramo entre Chichicapa-Alcomunga, en rueda de prensa Rómulo Arredondo Gutiérrez, secretario de Comunicaciones y Transportes, aceptó que en toda la carretera se registran problemas de tramos sumidos, construcción sobre fallas geológicas y peligro de otro desgajamiento de un cerro de la zona.


Una de las conclusiones más preocupantes de la ASF fue que hubo “una deficiente planeación… al no considerar las características ambientales, climáticas y geográficas de la región, donde se realizó la obra”, además acusaron que la supervisión en el desarrollo de los trabajos no fue la óptima.


En su intento de deslinde, la administración marinista señaló que fue precisamente DAP la encargada de la construcción del tramo Eloxochitlán-El Tepeyac donde se registró el deslave, asimismo se manifestó que tanto esta constructora como ANES, dejaron inconclusa la carretera Azumbilla-Tlacotepec de Díaz, razón por la cual, fue en el sexenio actual que se dio fin a los trabajos de esta obra.


Asimismo, hay que decir que en su revisión de la Cuenta Pública 2004 del gobierno de Puebla, el auditor especial de la ASF, Víctor Manuel Portal, recomendó aplicar “sanciones administrativas” a dos funcionarios del gobierno poblano que tuvieron a su cargo esa obra: José Rogelio Vergara, director de Infraestructura de la SCT estatal en el gobierno de Melquiades Morales, y Vicente Lozano Martínez, residente de Construcción, de la misma dependencia.

 

David Taylor y los antecedentes de DAP


Fuentes del gobierno de Tlaxcala revelaron a Cambio que la relación de David Taylor y su constructora DAP con la administración de Héctor Ortiz Ortiz se da a través de Víctor Cánovas, coordinador de asesores del gobierno tlaxcalteca y funcionario de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) en Puebla durante el sexenio de Melquiades Morales.


De hecho, Taylor y Cánovas acostumbran reunirse todos los jueves en el Centro Mexicano Libanés y departen con otro amigo cercano de ambos, Juan Nakad, involucrado en el escándalo Marín-Cacho, al ser incondicional del textilero Kamel Nacif Borge.


Pero las irregularidades de las construcciones de DAP datan más atrás en el sexenio melquiadista. El periódico local La Jornada de Oriente documentó en 2002 que a pesar de los retrasos en la culminación de sus trabajos, DAP fue favorecida con la adjudicación de otras obras.


Dicho rotativo publicó una entrevista con el entonces titular de la SCT, Arturo Achard Velázquez, en la que reconoció que se le adjudicó la construcción de la carretera Chiautla de Tapia-Huehuetlán el Chico, a la Constructora e Inmobiliaria DAP SA de CV, a pesar de que se tenían dudas sobre su cumplimiento en trabajos anteriores.


La Secretaría de Desarrollo, Evaluación y Control de la Administración Pública (Sedecap) le hizo en esa época observaciones a DAP relacionadas con pendientes en la culminación de otras obras. Entre éstas destacan los retrasos en la construcción de la carretera México-Tuxpan.


La Jornada de Oriente también dio cuenta de atrasos de DAP en otras construcciones como el tramo Puebla-Amozoc, de la vía federal Puebla-Tehuacán, obra que fue valuada en 29 millones de pesos.

 

 

 

 



     PUBLICIDAD