Inicio >> Universidades >> Niegan conspiración del Consejo Académico

Niegan conspiración del Consejo Académico

Habla la ex catedrática de Economía, María Eugenia Ibarrarán

 

 

También entrevistada en el programa “Hoy por hoy”, la académica María Eugenia Ibarrarán negó cualquier hecho de “conspiración” de parte de académicos de la escuela de Economía de la Universidad de las Américas Puebla.


Entrevistada por Carmen Aristegui, la profesora del departamento de Economía consideró que los maestros hoy despedidos buscaban sugerir un balance al rector Pedro Ángel Palou para las decisiones académicas.


Sin embargo, aquellos que insinuaban una relación más horizontal entre Rectoría y el Consejo Académico fueron llamados para anunciarles que la universidad prescindía de sus servicios.


A la fecha, María Eugenia Ibarrarán no tiene un documento oficial de despido ni una razón de la UDLA por su salida.


Ésta es la charla que tuvo con Carmen Aristegui:

 

Carmen Aristegui (CA): Está en la línea telefónica la doctora María Eugenia Ibarrarán, profesora de la UDLA del departamento de Economía. Ella pertenece al sistema nacional de investigadores a nivel uno, y ha colaborado en su momento con el premio Nóbel de Química, Mario Molina. En fin, una mujer muy calificada y está presente esta mañana en W Radio para conversar con nosotros lo que ocurre dentro de la UDLA. Ya escuchamos al rector, hemos escuchado a algunos académicos, ahora escuchamos a la doctora Ibarrarán para seguir abundando sobre este asunto que  atraviesa la UDLA. Doctora, buenos días. ¿Qué dice usted de lo que pasa en la UDLA?
María Eugenia Ibarrarán (MEI): Con respecto a Lindley yo no tengo nada que decir, ¡vaya!, es un tema que nos rebasa a los académicos…
CA: Debo decir que usted salió de la UDLA.
MEI: Sí, todavía no me dan una carta donde me notifiquen que estoy despedida, pero ya no tengo acceso a la universidad, excepto por la parte de atrás para entrar a mi casa porque vivo en el Campus.
CA: ¿Y que pasó según usted?
MEI: Nos llamaron y dijeron que la UDLA necesitaba prescindir de nuestros servicios, nunca nos dieron una causa, y mucho menos nos mencionaron esto de “pérdida de confianza” ni tampoco de “conspiración”. Creo que son cargos muy graves y tendrían que probarse. Varios académicos escribimos una carta en enero al rector y al patronato, donde decíamos que nos preocupaba que se hubieran perdido las decisiones colegiadas en el ámbito académico, que es el único que nos interesa. Esa carta la firmaron varios profesores y a partir de ahí empezó con lo del colegio académico. Mi lectura de esto es que la cosa viene  por el colegio académico, claro que nos pueden implicar en cualquier cosa porque es muy fácil decir que estamos en contacto, que nos manipularon. Ni conozco a Lindley, jamás lo he visto, jamás he hablado con él, entonces tendría que probarlo por parte de la rectoría, ¿no?
CA: ¿Es lo mismo el colegio académico que el consejo universitario?
MEI: No, es algo diferente….
CA: El rector Palou nos acaba de decir que desde su punto de vista el asunto empezó en el tema del consejo universitario, que ustedes se habían aliado con Lindley, con el oscuro propósito de impulsar la venta de la universidad y por eso señalaconspiración y pérdida de confianza. Cuando usted dice “yo ni conozco al señor”, y apela a una situación distinta, que es el colegio académico, ¿ahí qué pasa?
MEI: La idea central era que hubiera balance y contrapeso en la toma de decisiones académicas. Esto surgió a partir de la carta, porque habían puesto a gente que no cumplía con las características como jefe de departamento. Por ejemplo, el rector tiene la prerrogativa de nombrar absolutamente a todo mundo jefe de departamento, decanos, ponerlos y quitarlos, y decíamos que eso no nos parece algo sensato porque somos gente que puede tomar decisiones colegiadas en el ámbito académico. Para eso se creó el colegio académico, para trabajar en un esquema donde se pudieran tomar decisiones de manera colegiada y hubiera balances y contrapesos. Esto empezó en febrero, después de que tuvimos una reunión con el rector, porque primero convocó al colegio académico diciendo que los jefes de departamento iban a nombrar a los representantes de los departamentos. Él nombró a presidentes del colegio académico, tuvimos en Economía una reunión con él, donde le dijimos que eso sonaba un poco aberrante, porque si él nombro a los jefes, por qué los jefes van a nombrar a quienes van a hacer las reglas para hacernos contrapeso. También le dijimos que no estaba bien que él nombrara a presidentes, que eso sería una decisión de los miembros de ese colegio académico, el cual se constituyó y empezó a funcionar en el comité ejecutivo donde quedaron todos los catedráticos de la universidad que él mismo nombró hace poco. Ellos trabajaron en un documento borrador, ese documento borrador lo circularon al resto de los representantes de departamento, y cada representante de departamento fue a su escuela donde discutieron todos los cambios necesarios. Una vez discutidos teníamos una cita para  vernos el 11 de mayo y discutir los cambios que cada quien proponía, porque todos entendíamos que esto era un borrador. Lo que sucedió fue que el rector canceló la reunión unilateralmente el día anterior, a una hora medio complicada porque era Día de las madres. Entonces como que todo mundo estaba fuera de balance y en el comunicado decía que se suspendían las actividades y que se pasaba el documento al jurídico. Era un documento como si tomara mis notas de clase. No tiene nada de estructura, no era para que lo vea un jurídico. A partir de ahí dijo que iniciaría un proceso forense, y quizá mi ignorancia no me permitió ver de qué se trata un “proceso forense”.
CA: Desde su punto de vista, la salida de ustedes tiene que ver con ese intento de hacer más horizontales las decisiones académicas, y que lo que estaba diciendo el doctor Palou no lo siente en ningún sentido cercano a usted.
MEI: Cercano a mí, no, puede o no ser cierto, yo ni sé cuáles son las posiciones…
CA: Pero usted fue despedida. Aquí nos ha dicho el doctor Palou que fueron despedidos los académicos universitarios, bajo el cargo de conspiración… usted está en la lista.
MEI: Yo sí, pero nunca he oído que haya ese cargo contra mí, es la primera vez que lo oigo. Como te digo, no me han dado una nota de que esté despedida.
CA: Nada más que ya no la dejan pasar.
MEI: No me dejan pasar.
CA: Doctora, no perdemos la comunicación, le agradezco esta información que nos da desde su perspectiva, de lo que ha pasado, de lo que está pasando con la UDLA, con los académicos en particular.

 

 

Notas relacionadas:

 

- Argumenta Palou perdida de confianza

- Niegan conspiración del Consejo Académico

- Apoya Montoto expulsión de Lindley de la UDLA

- Exigen reinstalaciones en Relaciones Internacionales

- Renuncian Montoto y Bada a la UDLA

- Neil Lindley, enemigo de la UDLA: Pedro Ángel Palou

- Renuncia Ruiz Argüelles a la UDLA

- Siguen los despidos en la UDLA

- Luis Regordosa, el verdadero enemigo de Pedro Ángel Palou

- Deja Regordosa el consejo de la UDLA

- Renuncia vicerrector general de la UDLA

 

 



     PUBLICIDAD