Inicio >> Estado >> Siguen las quejas contra licitación de Javier García

Siguen las quejas contra licitación de Javier García
El Colegio de Ingenieros Civiles se suma a las críticas
Efraín Núñez Calderón

 

Armando Adame Sosa, presidente en Puebla de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (Cmic), salió en defensa del gobierno marinista al asegurar que hay condiciones equitativas para todos los constructores interesados en participar en este proyecto

 

Francisco Rodríguez Reyes, presidente del Colegio de Ingenieros Civiles del estado de Puebla, se sumó a las críticas de miembros del ramo de la construcción contra Javier García Ramírez, secretario de Desarrollo Urbano y Obras Públicas (Sduop), por publicar una licitación con cláusulas que dejan sin oportunidad a las empresas poblanas para participar en la edificación del Centro Expositor.


Por su parte, Armando Adame Sosa, presidente en Puebla de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (Cmic), salió en defensa del gobierno marinista al asegurar que hay condiciones equitativas para todos los constructores interesados en participar en este proyecto, incluso dijo que en su organización se están agrupando algunos empresarios para juntar el capital contable de 250 millones de pesos requerido en la licitación del inmueble.


Cambio publicó ayer los comentarios del constructor Eduardo García Suárez, en el sentido de que Javier García Ramírez habría amañado los términos de esta licitación para asignar la obra a una firma internacional, en función de que el capital contable requerido es muy alto, además de que el proyecto “llave en mano” implica el desarrollo de un plan en el que pocas empresas locales tienen experiencia.


En tanto, Juan José Rodríguez Posada, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), criticó la falta de claridad en los acuerdos que el Gobierno del estado está teniendo con la Messe de Frankfurt, empresa que asesora al marinismo para la construcción del inmueble.


Entrevistado al respecto, Francisco Rodríguez Reyes coincidió en que muchas constructoras poblanas pueden quedar fuera de este concurso en función de que no cuentan con el capital contable requerido, además de que el tiempo de la licitación es relativamente corto, por lo que las empresas no alcanzan a unirse para conseguir los montos necesarios:


“Es lamentable que sólo haya unos tres o cuatro constructores poblanos que tienen la capacidad para incluirse en esto. Desgraciadamente es muy posible que se inscriban constructoras de fuera o incluso internacionales y que puedan ganar. Esto es cuestionable, la licitación se debió haber dividido en varias especialidades, en forma desafortunada pueden quedar excluidos muchos constructores poblanos y el beneficio sólo es para grandes firmas”.


Indicó que con un plazo más largo para la licitación, el Gobierno del estado daría mayor oportunidad a los constructores poblanos para que a través de la formación de alianzas pudieran tener oportunidad en el concurso:


“Con plazos más largos habría posibilidad de generar asociaciones entre constructores poblanos, con plazos cortos podemos quedar fuera. Por otro lado, sabíamos que vendría la licitación ya está a la vista, es algo que se veía venir, ya comprobamos que no es tan fácil concursar en obras las grandes. Los que no se prepararon ya les van a dar tiempo (sic)”.


A pesar de lo anterior, dijo que no cuenta con los elementos suficientes para sugerir que la licitación de la obra está amañada para entregársela a una constructora en particular, incluso, está de acuerdo con la construcción del proyecto.


Asimismo, explicó que el concepto “llave en mano” implica que la empresa que gane la licitación realizará el proyecto y la construcción del recinto, es decir, que se trata de una propuesta integral en función de la magnitud de la obra:


“Toda obra que se realice en Puebla tendrá una derrama económica. La empresa tendrá un tiempo de tres meses para presentar el proyecto y tendrá un tiempo de 8 ó 9 meses para construirlo. Para esto el gobierno ya preparó un plan maestro en el cual deben basarse todas las constructoras.”


Con relación al asesoramiento por parte de la Messe de Frankfurt, Rodríguez Reyes indicó que los empresarios alemanes tienen todo su respeto por la experiencia de esta firma en el ramo, sin embargo, señaló que los constructores poblanos deben ser tomados en cuenta para la realización de otro tipo de obra dentro del recinto:


“Ellos tienen la experiencia en el ramo de las convenciones. Sin embargo, los empresarios poblanos sabemos hacer toda obra de ingeniería, instalaciones hidráulicas, eléctricas, pavimentos, hay arquitectos muy buenos. No estoy en contra de Messe, pero en lo que respecta a la realización propia del proyecto, sí lo pueden hacer los poblanos.  Hubiésemos querido más apertura para los proyectistas de Puebla”, indicó.

 

 

Cmic respalda el proyecto


Armando Adame Sosa, presidente en Puebla de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, defendió el proyecto marinista del Centro Expositor, al rechazar que existan “candados” que amañen la licitación de la obra, con el objetivo de beneficiar a unos cuantos inversionistas.


En la opinión de este constructor, quien también es miembro del Consejo para el Desarrollo Industrial, Comercial y de Servicios, los términos de la licitación buscan que se generen las garantías para que la construcción de la obra se lleve bajo los lineamientos deseados.


“Las empresas tienen que demostrar un currículo en el área requerida, las garantías deben ser muy estrictas, porque el tiempo, el costo y la calidad deben de ser muy precisas. Los que entren deben tener una experiencia sólida”.


Asimismo, reveló que en la Cmic se está consolidando una alianza de constructores interesados en participar en la licitación de la obra. Dijo que se busca que diversas firmas sumen el monto económico suficiente para cubrir el capital contable requerido de 250 millones de pesos.

 

 

Notas relacionadas:

 

- Con 2 meses de retraso, publican licitación para centro expositor

- García Ramírez amaña la licitación de la nueva feria

 



     PUBLICIDAD