Inicio >> Columnistas >>Tiempos de Nigromante

Columnistas

   

Tiempos de Nigromante
de Arturo Rueda

[email protected]


 

 

 

 

¿Explosión?

 

 

Dicen los panistas que una bomba estallará hoy en San Lázaro, y que el escándalo del narcoalcalde crecerá exponencialmente. Nadie sabe a ciencia cierta que traen entre manos. Lo único verdadero es que a pesar de los esfuerzos del gobierno estatal por desaparecer el tema, Rubén Gil Campos ya duerme en Nueva York desde el lunes y hoy empezará su juicio ante un juzgado de distrito. La trama es cada vez más enredada, aquellos que fueron sus padrinos hoy lo niegan sin convencer, las huellas de los negocios que hizo con el gobierno estatal tratan de ser borradas y nadie sabe dónde va a acabar todo. Y es que los priístas tienen una especial preocupación: cuáles son los priístas locales que pueden ser inmiscuidos en el círculo financiero de “El Gavilán”.

 

Alguien, y ésa es la pregunta que puede salir más costosa, es responsable de que Rubén Gil haya sido el candidato tricolor a la alcaldía de Izúcar de Matamoros. Y hasta ahora, los únicos que han probado su punto fehacientemente son Mario Marín y Jorge Estefan Chidiac. El gobernador, está claro, desconfió siempre de El Gavilán, al grado de bloquearlo para hacerlo candidato desde el 2004. Lo mismo iba a ocurrir en el 2007, pero la complicada situación electoral cambió el guión. Una serie de encuestas que el tricolor mandó a hacer mostraba un empate técnico entre el PRD, el PAN –Miguel Cáceres- y el PRI si Rubén Gil era el candidato. En caso de que el abanderado tricolor fuera Carlos Gordillo, perderían la presidencia musical. Y hablamos de los días en que a Marín le urgía ganarlo todo. De la forma que fuera.

 

La intervención de Jorge Estefan se aclara con el tiempo. Como diputado federal por el distrito de Izúcar se propuso que el PRI no perdiera la cabecera. Y como el mejor en las encuestas era Gil, ante el riesgo de que el PANAL se lo llevara, urgió a Valentín Meneses a reencauzar la decisión. Y a pesar de las filtraciones, hasta hoy no hay evidencias físicas de que Estefan fuera el padrino de los XV años de la hija de Gil o hubiera asistido a la fiesta. Y si lo acompañó en la inauguración del Distribuidor Vial, fue porque El Gavilán ya era el candidato priísta. Todo indica, entonces, que el presidente de la Comisión de Hacienda no fue el padrino de Rubén Gil.

 

Quedan dos opciones que se mencionan con insistencia. Roberto Marín Torres y Javier López Zavala. Al primero se sostiene que le pagó 2 millones de pesos en efectivo por la candidatura. Y del segundo, que fue el encargado de comunicarle que se había quedado con la candidatura. Fiel a su estilo, el hoy secretario de Desarrollo Social lo comprometió rumbo al futuro. Y la evidencia material de la barda en la empresa de Gil junto al apellido Zavala no puede ser borrada ni con la mejor de las pinturas.

 

Lo peor, todos temen, es que todos estos nombres se barajen en una Corte estadounidense. Y que Rubén Gil, en el juicio que inicia hoy, cante como el mejor de los tenores.

 

 

*** ¿Mensaje para los de adentro o los de afuera? Líneas misteriosas las del periodista Arturo Luna en la reaparición de su columna Garganta Profunda, ahora como director editorial de El Heraldo.

 

“¿Acaso la crítica es ataque y la disidencia, traición?


“¿Entonces por qué el poder demanda siempre sumisión mediática absoluta por parte de los periodistas?


“A qué primario fueron.


“Qué manuales leyeron


“¿Cuándo entenderán que la crítica legitima?


“¿Quién, pues, le tiene miedo al Comendador?”.

 

La cita es textual. Las negritas son mías.

 

Suerte en la nueva misión.

 

 

*** Alteran pago de impuestos por adquisición de inmuebles para beneficiar a los ricos. Resulta ser que el día 19 de marzo de 2008, se publicó en el Periódico Oficial del Estado, un Decreto que reforma, adiciona y deroga diversas disposiciones de la Ley de Ingresos del Estado de Puebla. Dentro de las disposiciones que alcanzo el Decreto en comento fueron los artículos 15 en sus apartados A y B de la ley de ingresos del Estado. Con dicho acto legislativo se reformó toda la parte relativa a los servicios que presta el Registro Público de la propiedad y del Comercio, en el rubro de todas aquellas operaciones que versen sobre la materia de bienes inmuebles y área mercantil.

 

“Estos derechos se causaban y pagaban conforme a la operación aritmética que resultaba de aplicar  el dos al millar o en su caso el uno al millar al monto de la operación. Si de esta operación resultaban cantidades menores a $ 275.00, se aplicaba esta última como cuota mínima de pago. Hoy 26 de marzo, se paga como cuota fija, por mencionar alguna la siguiente: $1320.00 para actos por los que se adquiera, transmita, modifique el dominio o la posesión de bienes inmuebles, incluyendo la compra venta. Esto sin importar el monto de la operación.

 

“A manera de ejemplo: si alguien compra una casita de interés social cuyo valor de operación es de $ 300,000.00 pagaba derechos de registro antes del decreto $ 600.00, hoy de acuerdo a la actual disposición, paga $1,320.00. sin embargo si fuese una casa de tipo residencial cuyo valor de operación es de $1,500,000.00 pagaría $ 3,000.00, hoy apegándose al Decreto tan solo pagaría $1,320.00.

 

“Con lo expuesto debo hacer la observación de que esta reforma vulnera los principios de proporcionalidad y equidad establecidos en el artículo 31 fracción IV de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

 

“Este decreto claramente beneficia a las minorías y debilita la economía de las familias poblanas con recursos limitados, quienes con esfuerzos adquieren una casa, o en una necesidad hipoteca su patrimonio, o bien a aquellos que con animo emprendedor desean dar forma jurídica por medio de una sociedad al negocio de familia o a sus servicios profesionales. El decreto en comento es un desacierto del Gabinete económico del Gobernador Mario Marín, pues golpea a la clase media y a la clase obrera. Aquí surge la pregunta ¿Donde esta la sensibilidad social que en el discurso se pregona?, creo que todo se quedo en buenas intenciones.

 

“Don Arturo le solicito que de ser posible, publique este comentario, cuya intención es hacer reflexionar a la sociedad  poblana. Gracias de antemano G.G. el inconforme

 

 

*** De la recámara, a la Cámara. “Tras el rumor que se ha corrido de que Claudia Hernández Medina podría acompañar en la secretaría general a Alejandro Armenta Mier en el Comité Directivo Estatal del PRI, existen varias preguntas y dudas sobre su posible arribo.

 

“La primera de ellas es saber si el priismo busca acercarse al “cristianismo”, ser un partido de secta.

 

“La segunda duda es saber si buscan a traidores y desleales, tan sencillo como que Claudia Hernández Medina nunca levantó la voz para defender al gobernador, Mario Marín Torres durante el caso Cacho, cuando la mismísima fémina se ha dicho defensora de los derechos humanos de las mujeres, la misma que impulso hartas iniciativas de ley y mucho foro sobre la dignidad de las mujeres.  Cuando ella misma presumía ser la amiga de Lydia Cacho, quien dijo a varios priistas que no la dejaría de apoyar por ser su amiga y lamentaba que el “góber precioso” estuviera en aprietos.

 

“La tercera, la deslealtad abierta contra Rafael Moreno Valle quien la impulsó para la dirección del Instituto Poblano de la Mujer, fue el ex priista el que intercedió por Claudia Hernández para que la designaran la candidatura a la diputación local por el distrito II. Y cuando Moreno Valle salió de las filas del PRI, fue la primera que vociferó contra el hoy senador panista, incluso públicamente se deslindó de él al grado de negar su amistad.

 

“Las preguntas siguen, qué busca realmente el PRI con la posible designación Claudia Hernández en la secretaría general, acaso será a una mujer cama-leónica, y es que así actúa la priista, conforme a sus intereses convenga, hay que recordar la reunión que organizó con sus ex compañeros de bancada para que el ex presidente municipal, Enrique Doger Guerrero presentará su proyecto de parquímetros, al menos ella les dio la bienvenida y afirmó a Doger  ser su principal promotora.

 

“Y la última que está buscando realmente el PRI, una mujer camaleónica con tres años y medio de militancia que no opaque el trabajo que hará Alejandro Armenta Mier y que hable mucho y muy bonito sobre las mujeres, o una mujer de lucha, disciplinada que haga un buen trabajo para el partido durante el proceso de electoral de 2009 y 2010”.

 

 

> Columnas anteriores

 

 


       

 



     PUBLICIDAD