Inicio >> Columnistas >>Tiempos de Nigromante

Columnistas

   

Tiempos de Nigromante
de Arturo Rueda

[email protected]


 

 

 

 

Delincuentes de la era marinista

 

 

La historia del Matavalets y su nueva vida en la cárcel conmovieron a la opinión pública poblana, y generaron un cúmulo de reacciones sobre la hipótesis de un complot en su contra, ejecutado al interior del Víktor Hotel por el acompañante que Alán Ibarra Meza se niega a mencionar. He aquí uno de los comentarios más interesantes:

 

“En mi opinión, resulta por demás vergonzante que el “Góber” con el único fin de “quedar bien” con el Presidente Calderón, se sume a la idea de pretender incrementar la pena privativa de la Libertad a Cadena Perpetua; desde mi punto de vista, lo anterior es un hecho anticonstitucional, pues en nuestra Carta Magna se consagra la Rehabilitación del Reo (Readaptación Social) para su incorporación a la Sociedad.

 

“Quiero expresarle, que en el País, aún instaurando la pena de muerte, los delitos más graves no dejarán de ocurrir; al contrario, el secuestrador se volverá más sanguinario y algo que resulta más grave, es el hecho de que en el supuesto de que algún Secuestrador llegara a ser aprehendido, seguramente con el aparato de justicia existente en nuestro País, quedaría absuelto; lo anterior, si consideramos que el Máximo Órgano de Justicia de este País, como lo es la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), se PUDRIÓ cuando terminó por “absolver” a Marín de delitos tan graves como el concierto de autoridades en contra de una Periodista y/o Escritora y más grave aún, en contra de una mujer defensora de los derechos humanos.

 

“Con lo que sucede en Puebla, desde mi muy particular punto de vista, está claro que los Secuestradores no necesitan venir a Puebla a Secuestrar a nadie, les sería más fácil convertirse en Funcionarios del Gobierno del Estado para hacerse millonarios sin arriesgar sus vidas y si no, que le pregunten a Javier García Ramírez, Valentín Meneses y Javier López Zavala, mismos que podríamos identificar de la siguiente manera:

 

Al primero (Javier García Ramírez) como el cómplice tranza, extorsionador profesional de constructores, el segundo (Valentín Meneses), después de robarse “los chayos” de los periodistas pasó a extorsionador de permisionarios del Transporte Público, basta con observar lo que ha hecho al interior del Estado y la manera en que opera el transporte público, los Delegados impuestos por él en el Estado, para mantenerse en sus puestos, deben entregarle semanalmente dependiendo de su Delegación hasta 100 mil pesos, si no pregunten a los transportistas que pasan por Tepeaca, Tehuacan, San Martín, entre otros.

 

Y por último, el “nalgas prontas”, mejor conocido como “ La Memelita de Marín”, que no es otro que Javier López Zavala.

 

Todos ellos, hoy en día, son ejemplo de “DELINCUENCIA BIEN ORGANIZADA”, no arriesgan la vida pero sí están trabajando para el Bienestar de la Familia, (sí, la de ellos), que por cierto ninguno de ellos tiene menos de 3 (Verdad Don Precioso); en ese contexto, para qué arriesgar la vida si en Puebla se puede ingresar al Servicio Público y convertirse en millonario de la noche a la mañana.

 

Y si no me cree lo anterior, sería bueno saber de dónde provienen las fortunas de Adolfo Karam, Humberto Vázquez Arroyo, Ludivino Mora, Carlos Briones y otros más integrantes de la bien conocida “Hermandad”, todos ellos flamantes ejemplos de una poderosa “DELINCUENCIA BIEN ORGANIZADA”, muestra de ello Doctor Rueda, usted y otros Periodistas serios, bien podrían hacer un frente común y abrir un Buzón de Denuncias Anónimas al cual acudan todos los Ciudadanos que tengan como vecino a un Elemento de Seguridad Vial Estatal o Municipal.

 

Se sorprendería del resultado cuando sepa que el elemento de menor estadía en la corporación, conduce un Jetta del año y qué decir de los Comandantes u Oficiales, ellos tienen más de 3 autos, casas, joyas, viven con el desahogo que les permite “un humilde sueldo”… imagínese cómo viven los mandos medios y superiores, de verdad, se sorprenderá y si no quiere abrir su buzón, mande a un reportero a la hora de entrada de éstos integrantes de la Delincuencia Bien Organizada Poblana, verá en qué modelitos llegan… eso sí, sin placas y polarizados… da rabia tanta impunidad.

 

En la Puebla de “Marinlandia”, hoy en día “no pasa nada”, por usted ha sido documentada la manera en la cual los recursos públicos son utilizados para beneficio de unos cuantos, el 20% que se cobra por concepto de obra pública nos permite hacer un cálculo quizás absurdo, pero usted con mejor información haría mejores operaciones: Suponiendo que la nueva Línea de Crédito que el Gobernador solicitó al Congreso ya está en sus manos y que ésta será destinada a la Obra Pública , ¿A cuánto corresponde el 20%? --- ¿Verdad que es mucho dinero? --- ¿Se imagina qué pasó con las líneas de crédito solicitadas anteriormente?; me queda claro que el Gobernador es ahora uno de los hombres más ricos de México y no sólo él, sino algunos de sus colaboradores, ¿verdad Evo?

 

Por cierto, me da pena que hoy, un personaje que brillaba con luz propia y que para mi gusto poseía todas las cualidades para ser algún día Gobernador de Puebla, actualmente se encuentra refugiado en el PRI Municipal, con ello, de estar posicionado como un brillante Abogado, ex secretario de Gobernación y ex legislador Local, pasó a ser sólo “Un Gritón”; en particular, “El Gritón del Gobernador”, “Su Porro Personal”, al mismo que un día le dice que salga a los Medios a decir sí a los Parquímetros y al otro que siempre no.

 

Que lástima, habría sido mejor que aceptara Gobernación, el Tribunal o la Procuraduría, algo que parece una mentira suya, pues cualquiera de ellos era mejor políticamente que estar al frente del PRI Municipal, posición que no tiene la menor idea de cómo manejar, pues jamás ha tenido cargo partidista y es posible que ni priísta sea, sencillamente la burocracia lo llevó a decirse priísta.

 

“En fin, Doctor Rueda, quizás mi correo sea muy extenso, es posible que lo quiera publicar o no, eso a usted le corresponderá decidirlo, puede hacerlo todo o en partes, ojala sí lo haga público, me parece que su medio aún privilegia la libertad de expresión y haciendo uso de ella hago de usted mi humilde opinión… Gracias”.

 

 

> Columnas anteriores

 

 


       

 



     PUBLICIDAD