Inicio >> Columnistas >>Tiempos de Nigromante

Columnistas

   

Tiempos de Nigromante
de Arturo Rueda

[email protected]


 

 

 

 

Poblanos indignados

 

 

Al igual que muchos mexicanos, mañana los poblanos saldremos a marchar para mostrar la indignación con nuestros gobernantes por su incapacidad por incumplir su obligación mínima: darnos seguridad. La cita es a las siete de la noche, saliendo del Gallito rumbo al zócalo. Y aunque muchos de los organizadores no tienen calidad moral para reclamar algo, quizá es hora de ver una movilización ciudadana que asemeje la de febrero del 2006, cuando los mismos poblanos indignados salieron a marchar contra Marín.

 

Mientras tanto, les dejo el comentario de un lector sobre el cumpleaños del secretario de Gobernación.

 

“¿Cuánto ha hecho el secretario de gobernación Mario Montero por mejorar la seguridad pública en Puebla? Arturo, usted bien lo ha venido desmenuzando en su columna. El miedo se ha apoderado de varios funcionarios, pero aún así no dejan de actuar en forma mezquina, y peor, no emprenden acciones palpables y menos aún muestran preocupación ante los últimos acontecimientos violentos registrados en nuestra entidad. Es de verdad indignante ver como Montero en medio de una crisis de inseguridad, se da “tiempo” para convocar a una comida que a todas luces significa su incorporación a la carrera sucesoria por el gobierno. ¿Y la seguridad?, bien gracias.

 

“A leguas se nota que Montero, para quien “no pasa nada”, está dejando solo a su amigo y protector, Mario Marín, sino, como entender que más que ocuparse por mantener la gobernabilidad en la entidad, este ocupando su tiempo para “jolgorios” con miras futuristas.

 

“El comentario hecho por usted ayer en “Tiempos de Nigromante” no tiene desperdicio. El tacto de elefante de este señor Montero de verdad que no tiene ma… Los sucesos de inseguridad que vivimos no dan pauta a distraerse en cuestiones político-partidistas, y menos aún pensar en ocupar la principal cartera (gubernatura) de nuestro estado cuando además estamos a la mitad del sexenio del actual gobernador. ¿Será acaso que Montero Serrano forma ya parte de aquellos que piensan que la carrera política de su impulsor se terminó mucho antes de que concluya su periodo constitucional?

 

“La seguridad pública en Puebla hoy es un tema fundamental, como en el resto del país, pero al parecer el señor Montero no lo ha querido entender, y como usted bien refiere, sus aspiraciones están antes que otra cosa y por ello decidió que en “petit comité” se mande el mensaje de que va por la “grande”, aún cuando sus méritos no sean más que ser amigo y protegido del actual gobernador.  Ah, y ser hijo de uno de los periodistas con mayor influencia entre los gobernantes: Enrique Montero Ponce. Fuera de eso, como secretario de Gobernación no ha producido resultados, menos en materia de seguridad.

 

“Espero en verdad Arturo, tenga a bien contemplar esta apreciación, que no tiene otra intención más que dejar latente la indignación que existe por parte de decenas de poblanos que ven con impotencia como funcionarios como Montero se autoagasajan mientras Puebla comienza ya a ser presa del crimen organizado.

 

“Arturo, espero haya oportunidad de que mi queja sea plasmada en su columna, ya que es el único espacio informativo donde sin tapujos se permite plasmar la inconformidad ciudadana. Mi anonimato, como espero lo entienda, obedece al temor de sufrir represalias por poner en evidencia un real descontento que hay hacia nuestras autoridades. Y usted bien sabe que cuando gente como Montero Serrano apuestan por sus ambiciones, aunque sean mezquinas, no reparan en aplicar un “estate quieto”. Y el mejor ejemplo es que a ustedes como medios informativos los ha querido censurar y acallar, al pedirles que no “magnifiquen ni sean amarillistas”.

 

“Y como lo dice ayer un correo al que le dio cabida: Usted tiene la mejor opinión. Atte. El poblano indignado”.

 

 

> Columnas anteriores

 

 

 

 

 

 


       

 



     PUBLICIDAD