Inicio >> Columnistas >>Tiempos de Nigromante

Columnistas

   

Tiempos de Nigromante
de Arturo Rueda

[email protected]


 

 

 

 

Perdieron la batalla

 

 

La estrategia de presionar le funcionó al melquiadismo. El pulso con el régimen duró poco: se acabó el concepto de adelantados en la sucesión, y partir de hoy cualquier aspirante puede moverse libremente para buscar la candidatura del PRI a gobernador. Por lo menos eso es lo que se entiende de los dichos de Valentín Meneses, a quien se le queman los pies por trasladarse al gabinete marinista para después del cuatro de marzo. Ahora, los no adelantados, según el todavía dirigente tricolor, pueden hablar de sus aspiraciones mientras no violen la ley electoral. Esto es, no realizar actos proselitistas, ni anunciarse en medios de comunicación o bardas. En los hechos, el banderazo de salida de la sucesión fue dado por el propio dirigente tricolor sin que los marinistas se hayan enterado de que el camión melquiadista les pasó por encima.

 

Ahora todos son libres para moverse al interior y al exterior del PRI sin amenazas de sanciones o persecución. Enrique Doger, Jesús Morales Flores, Víctor Hugo Islas, Jorge Estefan Chidiac tendrán las mismas oportunidades de las que hoy goza Javier López Zavala: recorrer el estado, hacer alianzas políticas con los grupos regionales, reunirse con pastores y sacerdotes, así como entrar en contacto con los controles corporativos del tricolor. Así, se acabaron los privilegios para uno y la cerrazón del marinismo para con los otros.

 

Valentín Meneses se negó a condenar el destape de Chucho Morales en el Centro Mexicano Libanés porque según él, no fue un destape, aunque todo Puebla lo entendió así. Además, líder que ya se va adelantó lo que todos esperaban: el marinismo no alentará, pero tampoco prohibirá el futurismo de los aspirantes. Y eso, frente a un régimen que le ha dado toda clase de facilidades a un aspirante para moverse en todo el estado, y está punto de darle el aparato de desarrollo social del gobierno, es un paso que puede pensarse mínimo, pero paso adelante al fin.

 

El marinismo rehusó el enfrentamiento abierto con Melquíades Morales y su grupo. Sacar las espadas contra los hermanos Morales hubiera sido muy sencillo, y echarles los medios de comunicación encima de la misma forma en que lo hicieron con Enrique Doger. En vez de eso, Valentín Meneses abrió el ostión del autoritarismo.

 

En tan sólo un fin de semana, el marinismo perdió la primera batalla de la sucesión y le arrebataron la bandera del gobernador todopoderoso. La sucesión ya no está adelantada, ni adelantadísima, sino en pleno curso. Y eso que le faltan dos años de poder a Marín.

 

 

*** Un cuestionario para los diputados. La comparecencia más esperada de la temporada llega hoy por fin. Javier García Ramírez, el corruptísimo secretario de Obras Públicas asistirá hoy al Congreso del Estado para responder los cuestionamientos de los diputados, y créame que le esperan varias sorpresas, a pesar del operativo que realizó en días pasados para intentar suavizar a la oposición. Ya veremos como actúa el priísmo, y si el valiente Luis Alberto Arriaga se pone tan crítico como lo hizo con Blanca Laura Villeda.

Para lo diputados que sí quieren cumplir con su función crítica, ahí les va una especie de cuestionario sobre las raterías de Javier García Ramírez.

 

¿Por qué se le asignó a un mismo constructor, Oscar García —el empresario consentido del sexenio— las dos etapas del Hospital General de la Zona Norte?


¿Por qué no se le sancionó a este constructor por los atrasos en la Segunda Etapa de este hospital y en el Hospital General de Tepeaca?


¿Por qué a pesar de estas inconsistencias se le premió a García Medina con la construcción del hospital General de Libres?


¿Por qué se inauguró el tramo B del periférico a pesar de estar inconcluso y contar con un puente que lleva al vacío?


¿Cuándo contratará el alumbrado y corregirá los desperfectos en la carretera Amozoc-Tepeaca, una de las carreteras más peligrosas del estado?


¿Cuándo cubrirá el adeudo de 42 millones de pesos a la empresa Coconal por la realización de esta carretera?


¿A cuánto ascienden los atrasos en los diferentes tramos del Anillo Periférico?


¿Por qué en lugar de sancionar a las empresas responsables se firma con éstas contratos de extensión?,


¿Por qué se cayó la cancha construida en Tlatlauquitepec a un día de haber sido construida?


¿Cuándo comenzará a operar el estacionamiento de Finanzas, inaugurado en octubre pasado?


¿Cuándo quedará terminada la ampliación a Valsequillo, obra que construye Edgar Nava, suspendida por un conflicto con ejidatarios?


¿Por qué el costo de esta obra asciende a más de 20 millones de pesos por kilómetro?


¿Por qué se hizo caso omiso a las recomendaciones de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) para corregir los errores en la carretera Azumbilla-Tlacotepec de Porfirio Díaz, en concreto en el tramo Eloxochitlán-El Tepeyac donde se registró la tragedia que mató a 32 personas en julio pasado?


¿Cuál es la razón del atraso de siete meses en la construcción de la Celula?


¿Para qué poner la primera piedra de una obra que ha tardado más de medio año en comenzar?


¿Ya se pusieron de acuerdo con los empresarios sobre la forma en la que se costeará el Centro Expositor?


¿Por qué los secretarios contradicen al gobernador Mario Marín, quien dijo que el presupuesto saldría del endeudamiento?

 

Y ya sabes: nos vemos todos a las nueve de la mañana en el Congreso para perseguir a la Rata.

 

 

> Columnas anteriores

 

 

 

 


       

 



     PUBLICIDAD