Inicio >> Columnistas >>Tiempos de Nigromante

Columnistas

   

Tiempos de Nigromante
de Arturo Rueda

[email protected]


 

 

 

 

Lozano Alarcón los pone en evidencia

 

 

El marinismo es un régimen degenerado, no sólo por corrupto sino por mentiroso. En su III informe el gobernador dibujó una situación de bonanza económica que ayer fue desmentida por el mismísimo Secretario del Trabajo y Previsión Social, el poblano Javier Lozano Alarcón, quien en presencia de los empresarios más importantes de la entidad despedazó las cifras optimistas del gobierno estatal ante el pasmo del gobernador y su secretario del Trabajo, José Antonio López Malo, así como de Mario Montero. El funcionario federal fue el invitado estelar de la comida de Aniversario del Club de Empresarios y aprovechó la visita a su estado natal para darle dos que tres coscorrones a la administración estatal. Y eso que no fue crítica, como ironizó el mismo Lozano Alarcón.

 

Dos o tres cifras desnudaron los avances en materia de desarrollo económico. Por ejemplo, en su III informe, muy ancho, anunció que en Puebla se habían creado 46 mil empleos formales. ¡Oh decepción! Por boca del secretario federal en el rubro, resultó que en realidad fueron poco menos de 20 mil. Es decir, ni la mitad de lo anunciado. Tomando en cuenta que, según las mismas estimaciones, en todo el país se llegó al millón de empleos nuevos, significa que Puebla contribuyó con casi el 2 por ciento del desarrollo económico nacional.

 

A cada cifra, Marín enmudecía y López Malo sudaba copiosamente. Como cuando Lozano Alarcón, tomando la cifra de empleos creados, destacó que Puebla ocupa el lugar 21 entre los 32 estados de la República. Vaya, menos del promedio nacional. Y en consecuencia, el estado también tiene un promedio de ingreso por debajo de la media nacional. Esto es, de 6 mil 322 pesos a 5 mil 898. Todo un logro que se conecta con la cátedra del cinismo impartida hace unos días en Mazatlán, cuando el gobernador reconoció que la economía poblana había sido afectada por el escándalo Marín-Cacho.

 

Sonriendo y con maneras afables, Lozano continuó la vapuleada. Puebla, dijo, tiene una de las mayores tasas de desocupación del país, pues el promedio nacional alcanza 3.5 por ciento, mientras que aquí se tiene el 3.7. Todo eso mientas el gobierno y sus empleados tosían nerviosamente para fingir demencia ante la contundencia de las críticas.

 

Con esos simples datos Lozano Alarcón derrumbó el mito genial de una Puebla próspera. ¿Y que hicieron las autoridades poblanas? Siguieron con su cof cof.

 

 

*** Llaman al orden en la renovación de las dirigencia del SNTE. “Los próximos días 5 y 6 de marzo de este año, en el estado de Puebla se llevarán a cabo los Congresos Seccionales de la Secciones 23 y 51 del SNTE, de acuerdo con los artículos 131 al 138 de nuestro estatuto vigente.

 

“En este importante escenario de la vida sindical de los trabajadores de la educación del estado de Puebla, vale la pena resaltar la efervescencia política de la que han sido objeto ambas secciones a causa del interés de algunos miembros de los Comités actuales que aspiran a lograr el consenso necesario para dirigir, desde la Secretaría General, el rumbo de nuestra organización durante los próximos cuatro años.

 

“No obstante, en la mayoría de los casos, estos aspirantes parecen haberse olvidado por completo de la vida estatutaria de nuestra organización y se han lanzando abiertamente a tratar de conquistar el voto de las bases – como si de un proceso electoral se tratara –, con campañas que en algunos casos rebasan más de dos años a la fecha actual, y que han generado un grave proceso de descomposición en la cohesión de las delegaciones sindicales, centros de trabajo y escuelas en general.

 

“Los hay desde quienes han organizado reuniones en cada región del estado para exponer sus ideas, hasta quienes han organizado magnos eventos de festejo personal para fomentar el culto a sí mismos, quienes han regalado diversos afiches (calendarios, plumas, botones, etc.) con su imagen para que la base los identifique, y más recientemente dípticos y trípticos en los que transcriben su trayectoria y sus propuestas; todo ello sin dejar de lado los espacios mediáticos en los que se han dedicado a externar sus "apadrinamientos" – o "amadrinamientos" en su caso –, así como a  descalificarse unos a otros y a descalificar de antemano el procedimiento estatutario por el que deberían ser nombrados Secretario General de la Sección 23 o de la Sección 51 del SNTE.

 

“En este contexto nos parece de suma importancia reflexionar que tan útil es para nuestro sindicato el que una contienda de esta trascendencia tenga que ser llevada bajo esos argumentos.

 

“·¿Y qué hay de elaborar, ratificar o rectificar el programa de acción de la Sección y las propuestas presentadas por el Pleno seccional; y resolver los asuntos de orden económico, laboral, profesional, de servicios y de prestaciones sociales que competan a su ámbito?

 

“· ¿Acaso alguno de estos presuntos aspirantes a la máxima representación sindical de las secciones se ha preocupado por promover entre los compañeros el análisis de los temas más relevantes de la situación laboral y de la educación en el estado de Puebla?

 

“· ¿Es correcto que, al igual que se hace en las campañas políticas electorales de los aspirantes a cargos de elección popular, recorran las escuelas haciendo promesas de campaña a las que ningún sindicalista debidamente formado e informado les daría el menor de los créditos?

 

“· ¿Es valido solicitar el voto escuela por escuela a cada uno de los miembros de la organización, cuando de sobra se sabe que de acuerdo con los artículos 134, 136 y 138 del estatuto, solamente los delegados podrán integrar el Congreso Seccional, y solamente ellos tendrían derecho a voz y voto para elegir, reestructurar o remover en su caso al Comité Ejecutivo Seccional?

 

“· ¿Es justo promover el engaño entre nuestras compañeras y nuestros compañeros hablando de homologación de prestaciones para todos los trabajadores de educación básica, recuperar los servicios del ISSSTEP para que sean de uso exclusivo de los miembros de la Sección 51 del SNTE – ignorando que el gobierno estatal se prepara ya para reformar la Ley del ISSSTEP, en los mismos términos que se hizo a la Ley del ISSSTE –, pregonar la ampliación de presupuestos del Programa de Carrera Magisterial para que todos los trabajadores que aún no gozan de este estímulo lo puedan percibir de manera inmediata?

 

“¿Y la nueva relación del SNTE con los órganos de Gobierno Estatal y Municipal?

 

“Por el bien de las trabajadoras y los trabajadores, así como de la educación en Puebla, nadie que al calor de sus ambiciones personales haya desperdiciado su presencia como miembro del Comité Seccional para promover su propia imagen y hacer campañas estériles, en lugar de trabajar a favor de los intereses de los agremiados, merece ser la próxima o el próximo Secretario General de alguna de ambas Secciones en nuestra entidad.

 

“Las trabajadoras y los trabajadores de las educación de las Secciones 23 y 51 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación nos pronunciamos por un sindicato unido y fortalecido por la institucionalidad, conformados en un Frente Amplio del Magisterio con pleno respeto a la pluralidad y a la diversidad de opiniones, en el se privilegié en todo momento, por encima de los intereses personales, un programa de acción que refleje de manera clara y puntual las inquietudes más importantes de la base trabajadora, y que dé respuesta a sus demandas, comprometido con la causa de nuestro gremio y con la Educación Pública, nuestra materia de trabajo.

 

“Por todo lo anterior quienes suscribimos nos permitimos dar a conocer a las trabajadoras y a los trabajadores de las Secciones 23 y 51 del SNTE, así como a la opinión pública el presente manifiesto:

“PRIMERO. Exigimos a la dirigencia nacional del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación y a las dirigencias Seccionales de las Secciones 23 y 51 que se reorienten de manera inmediata los trabajos encaminados a efectuar los próximos Congresos Seccionales en  el estado de Puebla, para imponer orden en las campañas políticas de los aspirantes, que hasta el día de hoy sólo han servido para fomentar el divisionismo y crear  confusión entre las bases.

 

“SEGUNDO. Exigimos que se dé a conocer a la base trabajadora y a la opinión pública, la declaración patrimonial de los aspirantes correspondiente a los años de gestión de los actuales Comités Seccionales, 2004, 2005, 2006, 2007 y 2008, para brindar a los agremiados la certeza de la honestidad y transparencia con que habrán de desempeñarse en el cargo para el que pretenden ser electos.

 

“TERCERO. Exigimos que se dé inicio a una amplia estrategia de difusión del Temario para los próximos Congresos Seccionales, que les permita a los agremiados a las Secciones 23 y 51 del SNTE, plantear sus propuestas para integrar el Programa de Acción bajo el que se sustentará el trabajo de los próximos Comités.

 

“CUARTO. Exigimos respeto pleno a la libre participación de los trabajadores de la educación en este importante proceso de la vida de nuestra organización sindical, por lo que señalaremos enérgicamente a quienes pretendan ejercer cualquier tipo de acción en contra de quienes hoy, en un acto de congruencia y responsabilidad civil y sindical, manifestamos abiertamente nuestra opinión mediante este manifiesto.

 

Movimiento Expresión Democrática del Magisterio Poblano

 

 

> Columnas anteriores

 

 

 

 


       

 



     PUBLICIDAD