Inicio >> Columnistas >>Tiempos de Nigromante

Columnistas

   

Tiempos de Nigromante
de Arturo Rueda

[email protected]


 

 

 

 

Vicios de la concesión a OHL

 

 

Miente el marinismo una vez más y no peca de ignorancia. Si Valentín Meneses justifica la entrega del Libramiento Norte de la capital a la constructora española OHL bajo el argumento de que no se utilizarán recursos públicos, sino privados de la empresa, deberían quitarle su título de licenciado en derecho por burro. Cualquier estudiante de Derecho Administrativo sabe que la figura de la concesión no sólo se justifica por la aplicación de recursos del erario, sino por la prestación de un servicio público. Y es claro que una carretera prevista para desahogar todo el tráfico proveniente del sur-sureste del país, es un servicio público que incluso, para ser prestado, requiere de la aprobación de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes federal por ser una vía del dominio público.

 

Los marinistas no son tontos, pero quieren hacerse para justificar una ilegalidad de aquí a la luna: evitar la licitación pública para concursar el costo del peaje a pagar por el uso de la vialidad que evitará atravesar la zona metropolitana de la entidad. La justificación de la licitación, lo entiende cualquiera, es aprovechar las mejores ofertas en costo y calidad de la construcción. Mediante el pago de una muy generosa comisión, la firma española dirigida en México por José Andrés de Oteyza, se evitó ofrecer un peaje más barato.

 

El quid de la cuestión es cuánto deberemos pagar por usar la vialidad de 32 kilómetros construida por OHL y por qué tendrá beneficios netos de 20 mil millones en los 30 años que durará la concesión. Alguno de los datos reportados por la reportera Mónica Camacho del diario digital e-consulta simplemente son estremecedores. El costo del peaje calculado por utilizar la vía es de 220 pesos, es decir, más de 6 pesos por kilómetro.

 

El costo del peaje no acepta comparación, por ejemplo, con el Viaducto Bicentenario del Estado de México, al que concursaron las empresas más importantes del país. OHL ganó la licitación porque ofreció el costo de peaje más barato: 1.20 pesos por kilómetro, es decir, 26 pesos costará transitar por ahí. ICA propuso cobrar una tarifa de dos pesos y 97 centavos por kilómetro recorrido; IDEAL proyectó que el peaje por cada mil metros sea de un peso y 94 centavos. Ambas perdieron y OHL ganó porque ofreció las mejores condiciones a los ciudadanos.

 

Visto de esa forma, el caso del Libramiento Norte de la capital poblana es escandaloso, precisamente porque no hubo licitación y no se permitió a IDEAL o a ICA presentar la opción de un peaje. Todos los poblanos, presentes y futuros, perdemos en caso de no haber licitación. Y ganan todos los funcionarios corruptos que cobran comisiones.

 

La cosa se agrava si pensamos que el Libramiento Norte –o Arco Norte del Periférico- en realidad será una avenida de cuota. Es previsible que el crecimiento de la zona conurbada de la capital se irá en esa dirección, tal y como ocurrió desde tiempos de Bartlett cuando se abrió el primer tramo de periférico, y por tanto pronto se habitará. ¿Se imagina pagar 220 pesos por transitar a su casa, empresa o empleo? Simplemente absurdo.

 

Lo dicho varias veces en el caso del marinismo se aplica a Valentín Meneses y sus argumentos para justificar la ilegal concesión a OHL: o son muy tontos, o quieren pasarse de listos.

 

 

*** Sobre el Entremedios. “Don Arturo Rueda, le saludo y le escribo estas líneas para hacerle patente mi molestia, por la forma en que usted y sus compañeros, se prestaron al juego vergonzoso del Tercer Coloquio “Entremedios”, luego del trato tan despótico que les han obsequiado, los funcionarios corruptos, de este gobierno de “nueva generación”.

 

Me parece un asunto ya no de congruencia, sino de DIGNIDAD. Le confieso que, todavía, tenía la esperanza de que –no obstante, estar anunciada su participación en diversas mesas-, valorarían su decisión y, optarían por una salida honrosa. Sin embargo, en el balance de los daños, ustedes evidentemente deben llegar a la conclusión de que, con su participación, no sólo legitimaron y levantaron el foro de esta “farsa”, con la que se pretende celebrar la libertad de expresión, sino que, se bajaron al nivel de los farsantes.

 

Elogio –como muchos lo hicieron-, la actitud asumida por su compañera Selene Ríos Andraca que, en un acto de congruencia y valentía, optó por la retirada, no sin antes escupirles en la cara, lo que se han ganado a pulso, a quienes pretenden quedar bien con el “patrón” y a los que pecaron de “ingenuos”. Para los primeros, la vergüenza, para ella todos los respetos.

 

Un periodista debe ser el más comprometido con la verdad y la congruencia. ¿O no? Hoy, se espantan al ver, otra muestra de Javier Sánchez Galicia, Director de Comunicación Social cuando descubierto, dice que su jefe “si fue invitado, pero no fue invitado”, en un remedo vil del “si es mi voz, pero no es mi voz” que todos conocemos.

 

No se digan sorprendidos,  mejor acostúmbrense– por lo que resta de este triste sexenio, a vivir en la farsa y el engaño. Porque, ¿Qué se puede esperar de alguien, que ha hecho de la mentira su única arma para sobresalir?

 

 

*** Los errores estratégicos del Proyecto Z. “Como le comentaba anteriormente, esta despedida masiva de trabajadores, colaboradores o profesionistas independientes en distintas dependencias se ha dejado ver ya. Las víctimas son personal de honorarios del Gobierno del Estado que labora en dependencias como Desarrollo Social, Instituto de la Juventud y varias más. ¿Los ganadores?: Proyecto Z. ¿Los perdedores?: Proyecto Z

 

“Paradoja política la decisión de despedir al personal de campo de estas dependencias, ya que por un lado obtienen recursos económicos en su beneficio, [por que dudo que esto vaya a beneficiar a la pobre ciudadanía poblana] y perdedores por el altísimo costo político y me explico a continuación, desde luego, desde mi humilde punto de vista.

 

Al despedir a tanto profesionista de honorarios, también están firmando sentencias de muerte a muchos votos verdes. ¿Quien recogerá el botín electoral que se generará con los contactos despedidos? ¿Moreno Valle y el PAN? Una cosa es segura: no será el PRI o mejor dicho, el proyecto Z.

 

“Hace algunos días leí de la prepotencia que ya se hace patente entre la nueva burbuja Z, haciendo público un enfrentamiento con el aún gobernador y es un caso típico de cría cuervos y te romperán los hue..sos. Sabemos que en política la forma es fondo y cuál es el trasfondo de todo esto?

 

“¿Por qué matar el capital político que se ha trabajado durante 3 años? ¿Por qué echar al incinerador una relación políticamente estable? ¿Por qué afectar a ya casi más de 1,000 empleados (perdón, profesionistas que no generan obligaciones laborales : no Issstep, no antigüedad, etc.) ¿Será que es la antesala de la entrega de Puebla a la oposición? ¿Será acaso que ya se está preparando la entrega recepción en una alternancia política anunciada? ¿Cuáles serán las reacciones de los jóvenes afectados? ¿Trabajarán para la oposición al PRI?

 

“¿Serán controlados y apapachados en el pesebre del Mesías de los jóvenes? (otra vez perdón, me refiero a Paco Ramos y no a Mario Marín Jr.) ¿Y cuándo será la puñalada de Ramos a Marín?

 

“Esta es una verdadera bomba de tiempo, los ex trabajadores y ex [noveles] operadores políticos podrían estar buscando un nuevo refugio, una mano amiga que les ofrezca agradecer al proyecto Z sus inesperadas vacaciones”.

 

 

> Columnas anteriores

 

 


       

 



     PUBLICIDAD