Inicio >> Columnistas >>Tiempos de Nigromante

Columnistas

   

Tiempos de Nigromante
de Arturo Rueda

[email protected]


 

 

 

 

Elba, la Todopoderosa

 

 

No tiene parangón: en todo el sexenio marinista, Elba Esther Gordillo nunca se había parado en Puebla. No existe ninguna foto oficial de Mario Marín y La Maestra. Y la primera vez que la eterna lideresa del SNTE viene a la entidad es para celebrar el cumpleaños de Rafael Moreno Valle, a quien adoptó como ahijado desde el lejano 2003. La guerra está declarada y su pronóstico de ninguna forma es reservado. Nadie ha podido derrotar a Elba desde que se entronizó traicionado a Jongitud. Entre sus enemigos derrotados están Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Andrés Manuel López Obrador. ¿Podrá vencerla Mario Marín? Lo dudo mucho.

 

El priísmo debe prender sus alertas rojas. La presencia de Elba Esther en el cumpleaños de Moreno Valle confirmó dos cosas que ya se sospechaban desde hace tiempo. Una, que el magisterio no acompañará al PRI en el 2010, y según las alianzas, tampoco en el 2009. Dos, que la mayoría de los panistas ya han aceptado al ex priísta como su candidato a la gubernatura, y que sólo resisten para negociar Humberto Aguilar Coronado y Ángel Alonso Díaz Caneja. Les guste o no, Rafael Moreno Valle ya tiene el 80 por ciento de la candidatura panista. ¿Quién podrá detenerlo?

 

La tierra del marinismo tembló a la llegada de Elba Esther Gordillo. Uno de los grandes pesos pesados de la política nacional llegó a Puebla, exclusivamente, para celebrar a uno de sus ahijados favoritos. Y con eso, seguramente, le declaró ya la guerra a Mario Marín que ve en Rafael Moreno Valle y a Enrique Doger sus mayores pesadillas. El aval de La Maestra, simple y sencillamente, no tiene precio. La alianza con el panismo local, avalada ya seguramente por Los Pinos, coloca en un alto predicamento al gobernador y al priísmo. ¿Podrán en el 2010 en contra de la estructura magisterial, el dinero de Elba Esther Gordillo, los apoyos del gobierno federal y las bases conjuntas del PAN, PANAL, Convergencia y Verde, así como una cantidad importante de medios de comunicación? ¿Quién podrá desde el PRI enfrentar todo lo que Moreno Valle convoca? ¿Estamos a la puerta de una alternancia partidista a partir del 2010?

 

Vamos por partes. Lo primero y principal, de desde hoy enloquecerá a las estructuras de poder locales, es que Elba Esther Gordillo no juega. Su apuesta es con todo y contra todo por Rafael Moreno Valle. Y que La Maestra dispone múltiples elementos para hacer que se cumpla su voluntad. No pudo con ella ni Ernesto Zedillo ni Vicente Fox. Andrés Manuel López Obrador no pactó con ella, y sufrió las consecuencias. Felipe Calderón sí lo hizo, y por un rasguño llegó a la Presidencia. Roberto Madrazo la traicionó y el PRI se hundió hasta el tercer lugar en las preferencias. Josefina Vázquez Mota trató de combatirla y mejor salió por piernas. ¿Quién puede derrotar a La Maestra? ¿Mario Marín o Javier López Zavala? Sin comentarios.

El poder fáctico de Elba Esther Gordillo toda muchos intereses y estructuras. Pasa, por supuesto, por la operación electoral del magisterio. La prueba empírica es determinante. El PRI no tuvo al SNTE en el 2006 y fue arrasado en 12 distritos electorales. En el 2007 sí pactaron con el magisterio, y el marinismo casi alcanzó carro completo. La diferencia es cualitativa y cuantitativa: se trata de operadores de gran impacto a lo largo de todo el territorio. Cualquiera que sea el candidato priísta no contará con ellos. En Las Bodegas del Molino, Elba Esther los comprometió para el PAN y Moreno Valle.

 

No se trata de meterles miedo en el cuerpo a los priístas, pero la relación entre Marín y Elba Esther no conoce buenos momentos. Primero porque el gobernador poblano fue un consumado madracista. Después porque alentó la deserción de Moreno Valle y amplió su círculo de poder al hacerlo senador, haciendo la carambola de hundir todavía más a Roberto Madrazo. El gobernador poblano ha contenido la ira de La Maestra con negociaciones salariales multimillonarias para el magisterio. Pero este pacto durará hasta el 2009. ¿Y luego?

 

Sentada en la mesa principal, Elba Esther Gordillo rebozaba alegría, y entonces alzó su copa y dijo: “Brindo por el próximo gobernador de Puebla”. Cabalán Maccari, Rafael Micalco y Miguel Ángel Yunes aplaudieron. Unos momentos después, Enrique Doger, el priísta más incómodo, se acercó a saludar a La Maestra. “Sé que no te quieren dejar pasar por el PRI; búscame y vemos cómo le hacemos” le dijo al ex alcalde.

 

El marinismo tiene entonces un problema mayor: va a apoyar a Moreno Valle y alentará la rebelión de Enrique Doger como una forma de debilitar al PRI en caso de que surja una imposición. ¿Qué podrá hacer Mario Marín?

 

 

> Columnas anteriores

 

 


       

 



     PUBLICIDAD