Inicio >> Columnistas >>Tiempos de Nigromante

Columnistas

   

Tiempos de Nigromante
de Arturo Rueda

[email protected]


 

 

 

 

Nueve meses

 

 

El calendario político nunca miente, y el paso del tiempo es inexorable. Minutos como gotas de arena que se escapan del puño de quien pretende aprisionarlas. El reloj ya marcó el fin del marinismo. Nueve meses de poder. Doscientos setenta días. Seis mil cuatrocientas ochenta horas. Es todo lo que les queda para el ocaso. El tiempo indefectible en el que se alzará un nuevo Rey Sol. Es la mitología del poder con la que Marín se encumbró y con que también habrá de derrumbarse. Un nuevo ismo llegará a la política poblana. Todavía no sabemos cuál será: morenovallismo, zavalismo, dogerismo, estafanismo, el regreso del melquiadismo, monterismo. Pero el nefasto marinismo será borrado de la faz de la tierra.

 

¿Por qué nueve meses? Veamos la agenda de los tiempos políticos. Las elecciones para gobernador, como ya es sabido, se adelantan de acuerdo con la reforma constitucional en materia electoral que homologa el calendario. Así que en vez de noviembre, los comicios se celebrarán el 4 de julio de 2010. Y de acuerdo con la ortodoxia, el candidato priísta a la gubernatura debe ser ungido por lo menos seis meses antes de la elección, estos es, diciembre del 2009-enero del 2010. Así que el proceso sucesorio, la lucha de los grupos en el ámbito local y nacional por hacerse de la candidatura, iniciará inmediatamente al otro día de las elecciones federales del 2009.

 

Si tomamos en cuenta que las elecciones federales se realizarán el 5 de junio de 2009, y por lo menos los seis meses anteriores el gobernador no podrá realizar ningún movimiento que afecte al PRI, en realidad su última gran decisión política ocurrirá en enero de 2009, cuando designe a los dieciséis abanderados del tricolor. En ese momento, perderá el control del proceso, que será llevado directamente, en todo el país por Beatriz Paredes y la dirigencia nacional.

 

Así los plenos poderes de Mario Marín tienen fecha perentoria. De marzo a diciembre, nueve largos meses. La pendiente que cada día será más inclinada y ya no se detendrá. Se acabó el ciclo político. Sólo es cuestión de esperar.

 

 

*** Torres Salmerón a Comunicación Social. En los corrillos de Casa Aguayo corre el rumor de un movimiento inesperado. Raúl Torres Salmerón entraría en sustitución de Javier Sánchez Galicia a la Dirección de Comunicación Social. Así, su salida de la dirección editorial de El Heraldo sería un movimiento calculado por el gobernador con todo sigilo, con la complicidad de Ricardo Henaine, quien llamó a Arturo Luna para sustituirlo al frente del diario.

 

La historia se ha cocinado hace algún tiempo. Sánchez Galicia, con su falta de tacto acostumbrada y su poco entendimiento de la función periodística, le quitó el financiamiento a la llamada prensa independiente. Éstos, a su vez, buscaron al gobernador para quejarse, y aunque en un principio se pensó que toda era un malentendido, Marín acabó por convencerse que Sánchez Galicia metió las cuatro hasta el fondo.

 

No cabe duda que la llegada de Torres Salmerón le daría nuevos aires a la Comunicación Social del gobierno estatal, una vez que ha demostrado a lo largo de su carrera su cercanía y tolerancia a la prensa crítica, algo que Sánchez Galicia nunca pudo hacer. Bienvenido el cambio.

 

 

*** Hablan los armentistas sobre su traslado al tricolor. “La información que usted a mencionado acerca del Lic. Armenta me parece justa y razonable pues así son los movimientos políticos y no son de ahora si no de un sistema creado desde hace mas de 70 años, que con el tiempo se ha modificado y fortalecido por todos nosotros, al permitir que los funcionarios piensen mas en su partido que en la gente que los sigue.

Y no sólo es del PRI  sino de casi todos los partidos que buscan el poder o unos cuantos huesitos para tener algo más que los demás o unos huesitos para los perros de sus familiares tal como nuestro DON Luca Brazzi comenta en su refinadísima (sic) columna

 

Pero bueno el punto es que también concuerdo con que el Lic. Armenta es un buen funcionario, entregado al trabajo puesto que después de sus fiestas o reuniones para bien o para mal su compromiso y responsabilidad con los beneficiados, llega a sus giras. Eso habla más que bien del secre, ya que muchos en esos malestares del destino o de unas cuantas copitas siempre cumple con su agenda.

 

Eso es lo que le falta al PRI estatal y espero que Dios o mejor dicho nosotros el llamado pueblo por fin tengamos a quién exigir los cambios deseados ya que como bien sabes, es como tener dos hijos, el hijo cumplido y el desobligado, al desobligado ni lo quieres ver y al cumplido le exiges más por que sabes que responderá a tus peticiones. Así es el licenciado Armenta,  el hijo responsable y ojalá sí se dan los cambios que circulan por todos los medios. Será un buen cambio.

 

Por último lo de  las páginas de internet no es por el Lic. Armenta ya que en su síntesis informativa le imprimen todas las columnas que se publican en Cambio y las imprimen desde la Quintacolumna así que sí se pueden abrir. Sólo que por disposiciones del ejecutivo y de la central de internet de Finanzas bloquearon la entrada a esas dichosas paginas de comunicadores. Eso es lo que tengo entendido y he comprobado. Es por eso que el licenciado Armenta esta diciendo el bloqueo de estos servicios.

 

 

*** Las consecuencias del camionazo. El aumento excesivo a la tarifa del transporte público sigue provocando enardecimiento en la población, al grado de que un grupo de estudiantes de la BUAP han tomando la bandera y ayer se dieron el lujo de plantar a Mario Montero en lo que sería una mesa de negociación. Un indignado lector no escribe:

 

“Este lunes pasado entró en vigor el 25 % de incremento al pasaje, un incremento que afecta a la economía de las familias poblanas, a los estudiantes, a los obreros, a los campesinos, en general a la gran mayoría de los poblanos que sin preguntarnos, arbitrariamente deciden sobre la escasa economía del pueblo, además sin haber exigido ni siquiera mejoras en este nefasto transporte, en lo que va del sexenio no han sabido resolver el problema integral del transporte en el estado y ahora nos imponen un costo sin darnos  lo que obligadamente nos tiene que dar el gobierno, que es un buen servicio.

 

“La realidad es un pago más que hizo el PRI a los transportistas por el apoyo en las pasadas elecciones, como ha sido usual en estos gobiernos priístas.

 

“Pero vamos por partes, este gobierno y los priístas dicen que el incremento se debió al alza del precio a la gasolina, incremento que en primer lugar fue de solo dos centavos, menos del 1 %  por litro y el transporte lo suben un 25 % por persona, esto es una ofensa a la razón.

 

“Segundo, el aumento a la gasolina lo votó el PRI en el congreso por unanimidad, ningún priísta se negó, vamos hasta los panistas votaron a favor, solo el senador Rafael Moreno Valle voto en contra del incremento, por lo que los priístas son mentirosos al culpar al gobierno federal.

 

“Tercero, claro esta que el PRI fue el mas beneficiado de ese incremento, porque se va todo directamente a los estados y nada al gobierno federal, por lo que beneficia mas al PRI, ya tiene mas gobernaturas que el PAN.

 

“Cuarto, por qué primero anunció el aumento la organización de transportistas y no el gobierno, por qué no se dio una negociación, claramente el gobierno de Marín no hizo nada por ayudar a los poblanos, entregó nuestra economía a un grupo de permisionarios que a la fecha no sabemos quienes son, como se llaman,  ni cuantos son y el gobierno nos pone de rodillas ante ellos al aprobar el incremento, nada ha aprendido el gobierno de tantas muertes que este sistema ha ocasionado.

 

“Al igual que usted me preguntó si acaso el gobernador Mario Marín ó el líder de la fracción parlamentaria PRI, José Othón Bailleres Carriles ó el titular de la SCT Rómulo Arredondo Gutiérrez, conocen o se han subido a un transporte público, por su puesto que no, su alta clase no se los permite. Esto es una lección más de porqué no hay que creer en el PRI. Dr. Miguel Ayllón”

 

 

> Columnas anteriores

 

 


       

 



     PUBLICIDAD