Inicio >> Columnistas >>Tiempos de Nigromante

Columnistas

   

Tiempos de Nigromante
de Arturo Rueda

[email protected]


 

 

 

 

Kafka al rescate del Ayuntamiento

 

 

Alcanzamos el límite. El toque de queda para los Oxxo´s es una decisión absurda, kafkiana y surrealista, todo al mismo tiempo. Ahora resulta que el gobierno municipal, ante su incapacidad manifiesta para detener a una banda de ladrones que traen de cabeza a los dueños de los mini mercados, decidió castigar a los buenos. Es decir, a los empresarios que arriesgan su capital al montar el negocio, a los trabajadores del turno nocturno y los consumidores que ya no tendremos tiendas de 24 horas. Así, en lugar de que los criminales paguen, todos los poblanos sufriremos a un gobierno incapaz de ofrecer seguridad. Desde un punto de vista, nuestras libertades se han reducido para ganar un poquito de seguridad, el ideal de Hobbes. Pero en una versión muy torcida: las libertades se reducen porque el gobierno no puede garantizarlas. Es la abdicación del gobierno municipal encabezada por Blanca Alcalá, porque hasta donde anunciaron los propios mini mercados, el toque de queda fue impuesto por el Ayuntamiento, y no una decisión de los propios empresarios, tal y como quisieron hacer creer.

 

CAMBIO lo anunció antes que nadie: uno de los indicadores de seguridad, el robo a los supermercados de 24 horas conocidos como Oxxo´s se había disparado en el cambio de administración entre Enrique Doger y Blanca Alcalá. El primero dejó en 12 asaltos al mes, pero para agosto los asaltos llegaron a 32. Es decir, hubo un crecimiento del 200 por ciento en una ciudad que antes se consideraba “relativamente segura”. Hidalgo Vigueras y Blanca Alcalá se apresuraron a desmentir las cifras y a continuar con el discurso del gobierno marinista. “No pasa nada; son hechos aislados”.

 

Pues no: se trata de bandas de asaltantes especializadas en Oxxo´s. Pero lo peor es que casi siete meses después de que empezó a subir el porcentaje de robos, en Seguridad Pública y en la PGJ nada más no tienen idea, y por tanto, no pueden detener los crímenes.

 

Así que el Ayuntamiento, quizá inspirado por las geniales ideas que salen desde Gobernación, tomó la puerta fácil: prohibió a los dueños de los supermercados abrir las 24 horas, y estableció un toque de queda para frenar los asaltos: los Oxxo´s solo podrán abrir de 6 de la mañana a las 24 horas. Es decir, la prohibición abarca las seis horas del horario nocturno. Es previsible que los asaltos a supermercados bajen, pero los delincuentes no van a desaparecer. ¿Qué harán ahora entre las 00 horas y las seis de la mañana? ¿Secuestrar, asaltar transeúntes o taxistas? ¿Robar en restaurantes o farmacias?

 

¿Y qué pasará si las mismas bandas deciden atracar a plena luz del día? ¿El gobierno de Blanca Alcalá ordenará cerrar bancos, oficinas, fábricas? ¿Obstruir las actividades económicas es el concepto de seguridad que tienen en el gobierno municipal?

 

Sí: de entrada, entre viernes y sábado, se perdieron casi 400 puestos de trabajo entre los dependientes que cubrían el horario de la madrugada por una paga mísera, pero paga al fin. ¿Qué harán ahora esos 400 desempleados por las geniales ideas del gobierno municipal? ¿Buscar otro trabajo en un escenario de crisis económica, o tomar su propia puerta fácil de unirse a las bandas del crimen organizado?

 

Después perdieron los empresarios, que obtenían sus mayores ganancias precisamente de abrir las 24 horas y vender sus productos con un porcentaje alto de su precio normal. Ayer Fernando Ariza ya avisaba de los reportes de un perdida del 30 por ciento de las ganancias para los franquiciatarios. ¿Quién les va a reponer esa ganancia? ¿Mario Montero o Blanca Alcalá?

 

Perdemos, por último, los ciudadanos al reducirse nuestra libertad de comprar las 24 horas en esos establecimientos. Ahora, como si viviéramos en la Edad Media, pues solo habrá actividad económica mientras haya luz de sol. ¿Se habrá visto tan absurda decisión?

 

Por supuesto, nadie aspira a que la policía municipal se convierta en la seguridad privada de los Oxxo´s. Por supuesto que los empresarios deben invertir en cámaras y mecanismos de seguridad, y en su caso absorber las perdidas dentro de lo que se considera como merma.

 

Pero de ahí a que el Ayuntamiento, ante su incapacidad para controlar bandas de asaltantes prefiera abdicar y ordenar un toque de queda, pues hay mucha distancia. Y ojo, hablamos de bandas asaltantes de supermercados, no de Zetas y narcotraficantes con armas de alto poder e inteligencia cuasi militar. ¿Si no pueden parar los robos a Oxx´s, como le harán con la delincuencia de alto nivel.

 

¡Qué absurdo! Hace tiempo que no veíamos algo surrealista. Viva la delincuencia y mueran los empresarios y consumidores.

 

 

*** El desaseo del Tribunal Superior de Justicia. “Todos los días leo su columna, además de su muy buen estilo para escribir y sus acertivos comentarios, le felicito por que toca Usted temas que nos atañen a todos, sus columnas no pierden el sentido que todo buen periodista debe tener, el social.

 

“El motivo de mi correo es para felicitarle por haber tocado el tema de como se hace la designación de jueces en Puebla. Muy bien por estar al pendiente de este Poder Judicial que mucha culpa ha tenido que la inseguridad haya llegado a altos niveles, no le puede pasar nada peor a un sistema jurídico que sus propios creadores no crean en él. La magistrada Elba Rojas, no puede actuar como si el Tribunal fuera su escuela particular. Enhorabuena por Usted”. 

 

 

 

> Columnas anteriores

 

 


       

 



     PUBLICIDAD