Inicio >> Columnistas >>Tiempos de Nigromante

Columnistas

   

Tiempos de Nigromante
de Arturo Rueda

[email protected]


 

 

 

 

De prestanombres a vivales

 

A Ricardo Henaine ya se le cayó el negocio de su vida. Por lo menos de aquí al final del sexenio marinista no podrá consumar la venta del terreno que le regaló Melquiades Morales para instalar el chatarresco Valle Fantástico en calidad de “donación onerosa”. Algunos años más tendrá que esperar para, por fin, redituar sus 10 millones de pesos en por lo menos 40 millones de dólares. Pero incluso podría perderlo todo. Según las aclaraciones del ex gobernador Melquiades Morales, dicha donación estuvo sustentada en dos obligaciones fundamentales: crear el parque de diversiones “Valle Fantástico” y preservar el uso de suelo como zona ecológica. Violar cualquiera de ellas traería como consecuencia que pudiera revertirse la entrega de la propiedad.

 

Pues bien, el gobernador, Mario Montero y compañía podrían empezar los trámites de la reversión de la propiedad, una vez que Henaine ha incumplido sus dos obligaciones. Más bien, ha hecho de Valle Fantástico un Fraude Fenomenal porque su verdadera intención nunca fue establecer un parque de diversiones como negocio y ayudar a la preservación ecológica, sino desembarazarse del parque lo más rápido para empezar la especulación inmobiliaria: la venta terrenos, departamentos y casas en una zona de gran plusvalía.

 

¿Pruebas? Pues nada más y nada menos que los juegos mecánicos chatarra con los que opera Valle Fantástico no son propiedad de Henaine. En efecto. El Vivales únicamente se los arrienda a CIE, el Corporativo Interamericano de Entretenimiento propiedad de Alejandro Soberón y manejado por René Aziz.

 

Aunque en los días de la inauguración del parque de diversiones, en pleno ocaso de la administración melquiadista se habló de una sociedad en la que CIE tendría el 51 por ciento de las acciones y Henaine el 49 por ciento, el corporativo filial de Televisa nunca quiso amarrarse con semejante personaje y prefirió firmar un contrato de arrendamiento por varios años.

 

Ahí se encuentra la explicación al por qué nunca llegó la prometida segunda fase de ampliación. Como CIE sólo tiene un contrato de arrendamiento con Henaine, sus mejores juegos los destinó a nuevos parques de diversiones a los que sí se encuentran asociados, como “Wannado City” en Miami y “Selva Mágica” en Guadalajara. Y peor: circula el rumor de que Henaine busca terminar de forma anticipada el contrato de arrendamiento con CIE, lo que lo haría aún más candidato a perder su terrenito.

 

Si Henaine nunca se asoció con CIE, y busca terminar de forma anticipada su contrato de arrendamiento es porque desde hace tiempo se le queman las manos por deshacerse de Fraude Fantástico para empezar la venta del terreno. En el paroxismo del cinismo, mediante un escueto comunicado emitido varios días después de que empezó el escándalo, afirma que “un grupo de vivales sorprendieron a la inmobiliaria” que puso a la venta el terreno en su portal de internet y en el aviso clasificado de El Universal.

 

¿Y por qué la inmobiliaria no denuncia el fraude? ¿O mejor lo hace el propietario del terreno Ricardo Henaine? Pues si se tenemos de hablar de vivales, es el único que sobresale en la historia.

 

Así las cosas claras: Melquiades mintió. Entregó el terreno en propiedad, no en un comodato de 99 años, pero le puso dos candados: no cambiar el uso de suelo e instalar el parque de diversiones. Y si el parque no es propiedad de Henaine, desde ya puede reclamarse la reversión del Parque Metropolitano.

 

¿Qué harán los marinistas? ¿Proteger o castigar a uno de sus empresarios favoritos?

 

 

*** Verónica Mastretta, a favor de la reversión. “Arturo: Si los poblanos quisiéramos podríamos exigir la revocación de la "DONACION ONEROSA" mediante la cual el Fideicomiso público Atlixcáyotl entregó a Henaine ese espacio para construir en él un PARQUE TEMATICO Y ECOLOGICO. Le donaron el espacio con la condición de que cumpliera con las cinco cargas obligatorias de las cuales en cuatro años no cumplió con ninguna. Además al intentar cambiar el uso de suelo ya está cometiendo una violación a los acuerdos de la donación. El Congreso del Estado  podría también revisar y revocar dicho convenio de donación. BANCOMER es el principal responsable de todo el desorden de la reserva ya que como banco fiduciario son los garantes de que se cumplirán los fines del decreto expropiatorio  y los planes de ordenamiento territorial publicados en su momento.

 

“BANCOMER  se ha comportado de manera gangsteril. Te lo digo yo que les pedí  que me entregaran copia certificada del convenio del fideicomiso que celebraron con nosotros para la custodia y solo pude obtenerla  por medio del juez que está llevando nuestro caso, sobre el cual estamos trabajando con todos los argumentos que la ley nos da.  Nosotros cumplimos con todo, y aún así de la manera más arbitraria nos quitaron la custodia legítima que teníamos desconociendo los acuerdos sin ninguna justificación más que su molestia en contra de nuestro patronato por denunciar justamente lo  que sabíamos que pasaría: la venta de las áreas públicas y verdes del pobre fideicomiso Atlixcáyotl. 

 

“La verdad yo no sé si el Parque del Arte esté seguro ahora. Por eso queríamos conservar la custodia como lo marcaba el convenio, hasta el 2010. Finalmente todo esto que está pasando quizás convenga para la preservación de lo poco que queda. Ojalá sea así. Un saludo”.

 

 

 

> Columnas anteriores

 

 


       

 



     PUBLICIDAD