Inicio >> Columnistas >>Tiempos de Nigromante

Columnistas

   

Tiempos de Nigromante
de Arturo Rueda

[email protected]


 

 

 

 

La gripe de los marranos

 

 

La Feria de San Marcos fue cancelada e incluso en plena corrida de toros, el espectáculo fue suspendido. Todas las clases y actividades académicas en el Estado de México, DF y San Luis Potosí han sido pospuestas hasta el 6 de mayo, así como cualquier clase de actividad pública o masiva. El jefe de gobierno del DF, Marcelo Ebrard, incluso ha ordenado el cierre de oficinas públicas. Las calles de la ciudad de México, sábado y domingo, fueron fantasmales: vacías, negocios y restaurantes cerrados. Los centros comerciales se vaciaron. Veracruz ya confirmó su primer muerto, apenas a unos kilómetros de distancia, en Perote. En San Luis Potosí ya hubo 12 y en Pachuca, otros 11. La Organización Mundial de la Salud ya lanzó una alerta de emergencia mundial, y en Francia, España e Inglaterra todo proveniente de México es puesto en cuarentena.

 

¿Y en Puebla?

 

Pues nada. Por una extraña bendición celestial, en Puebla no hay caso confirmado, a pesar de que la rumorología mezclada con la psicosis señaló a lo largo del fin de semana casi veinte casos, e incluso un muerto en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital de San Alejandro. Los datos oficiales indican mujer, fallecida a las cero horas del domingo, aunque la causa oficial de la muerte fue asentada como “neumonía mezclada con tuberculosis”. A la hora de redactar esta columna, la noche del domingo, se hablaba de otro caso grave, ahora en el nosocomio de San José. El resto de los posibles brotes se dieron en el ISSTE, el Hospital del Niño Poblano, así como el Betania.

 

Oficialmente, el gobierno estatal no reconoce ni muertos ni enfermos por la influenza porcina en su versión mutada del virus H1N1. ¿Por cuánto tiempo? La aparición de casos confirmados es inminente una vez que estamos cercados por la infección, a tan solo 120 kilómetros del brote principal que es el DF.

 

Otros dos estados colindantes, Hidalgo y Veracruz, ya confirmaron muertos. La última cifra del secretario federal de Salud son 102 muertos en todo el país y mil 614 hospitalizados. ¿En Puebla no hay ninguno?

 

El gobierno marinista no quiere abonar a la paranoia, pero ya es hora de que lance una alerta de emergencia similar a la del DF: suspensión de clases y eventos masivos púbicos. Ya hubo una omisión grave: el partido del Puebla contra Indios de Ciudad Juárez debió llevarse a cabo a puerta cerrada, como sí ocurrió en otras sedes futboleras. En puerta se encuentran los desfiles conmemorativos del 1° y del 5 de mayo, así como varios espectáculos públicos en la Buap y el Complejo Siglo XXI.

 

La alerta mundial por la gripe de los puercos en principio fue desestimada y entendida como una versión del chupacabras zedillista o de los náufragos foxistas. Pero a medida que los casos se multiplican en México y Estados Unidos, la alerta lanzada por la OMS se vuelve realidad y linda con la paranoia. Inglaterra, Francia y España, por ejemplo, casi han puesto en cuarentena a todos los viajeros provenientes de México.

 

El cualquier caso, el gobierno marinista debe establecer una política impecable de información al costo que sea para evitar la teoría de la conspiración que ya comienza a desarrollarse en hospitales privados y públicos. Que sí hay enfermos y muertos, pero se ocultan bajo el diagnóstico de neumonías. Hasta ahora se ha tenido suerte, pero por cuánto tiempo disfrutaremos la bendición celestial de no contar oficialmente con casos confirmados.

 

Poco parece el tiempo.

 

 

*** Sobre el desalojo de la sección 51. “Es infame la agresión hecha a los maestros disidentes al desalojaros “pacíficamente” con más de 50 granaderos, que además, sintiéndose héroes al proteger a líderes corruptos intimidando a maestras que están en una lucha justa. No recuerdan señores policías, gracias  a quien saben leer y escribir, y que un día llegaran a viejos y ¿qué van  a hacer sin jubilación y si pueden pagar la educación de sus hijos si esta se privatiza como lo pretender los gobiernos nefastos  de este sexenio, coludidos con la peor lacra que ha tenido México: La Gordillo.

 

“¿Por qué nunca están presentes para proteger a la ciudadanía?, pues  por las colonias aledañas al SNTE de la sección 51, prevalece la inseguridad. Han asesinado a Profrs. Como Sabino Cilia, son frecuentes los asaltos y asesinatos. Es más, ni a la iglesia se puede ir pues abren los coches y Uds. Brillan por su ausencia.

 

“Autoridades y policías, el poder es para servir, no para servirse de él. El defender los derechos no es delito, así que no nos traten a los maestros como delincuentes, pues piensen que los delincuentes de verdad son impunes, cínicos y corruptos y además están libres siendo multimillonarios. Saludos”.

 

 

> Columnas anteriores

 

 

 

 


       

 



     PUBLICIDAD