Inicio >> Columnistas >>Tiempos de Nigromante

Columnistas

   

Tiempos de Nigromante
de Arturo Rueda

[email protected]


 

 

 

 

El misil a la campaña zavalista

 

 

Faltos de idea y estrategia, a los panistas les cayó como anillo al dedo los resultados del Coneval que ubican a Puebla como la tercera entidad más pobre del país. Por fin tiene un tema de campaña para explotar en contra del presunto candidato tricolor a la gubernatura. Y es que a Javier López Zavala, a un mes exacto de abandonar su feudo dorado, lo alcanzó su relación costo-beneficio de permanecer tanto tiempo como secretario de Desarrollo Social. Por un parte, ha dispuesto de recursos inmensos para construir su proyecto personal rumbo al 2010 y sumar voluntades al Proyecto Z gracias al dinero del erario, recurso no disponible para otros aspirantes a la gubernatura. Pero después de la miel, llegó la hiel: un secretario concentrado en subir en las encuestas para romper el empate técnico con Doger y Blanca Alcalá es un funcionario que no atiende su verdadero trabajo: combatir la pobreza extrema y la marginación. Tan simple como eso.

 

La medición de Coneval, sin duda, serpa el gran argumento que el PAN utilizará en la guerra sucia de los comicios del 2010. ¿Qué puede ofrecer como gobernador alguien que como secretario sólo multiplicó la pobreza? Eludir la responsabilidad es imposible: no hay otro miembro del gabinete que se ponga delante, y acusar al gobierno federal es simplista. Porque si bien es cierto que la pobreza creció en todo el país, lo cierto es que estados como Hidalgo y Oaxaca superan ya a Puebla en las mediciones cuando todavía hace dos años se encontraban atrás.

 

El mejor juicio sobre el desplome en el ranking de pobreza del Coneval me lo hace un lector cuidadoso que pide la gracia del anonimato.

 

“Suena demasiado triste aquella frase de que cada pueblo tiene el gobierno que se merece y me cuestiono permanentemente si esto es verdadero, además de justo. Será que realmente los seres humanos por desidia estamos condenados a soportar toda clase de burros que quieran asumir el liderazgo, no de la sociedad, sino de nuestros gobiernos. Acaso nuestra sociedad ha caído en tal decadencia que está destinada a repetir sus errores indefinidamente.

 

“Ahora que leemos cualquier clase de noticias alzando la mano de Zavala como candidato a la gubernatura no puedo dejar de cuestionarme, ¿es acaso lo que Puebla se merece? Y no lo digo porque represente al marinismo, ni porque sea obtuso, y mucho menos porque represente un retroceso para Puebla, lo digo por lo que ha hecho. Y no podría decir que no ha hecho nada, por el contrario yo diría que ha hecho demasiado, en el sentido de que ha ayudado a consolidar el abuso, el Gobierno paternalista, el retraso, las campañas de Estado, etcétera.

 

“Observe tan solo lo que Puebla ha logrado en comparación con otros Estados, no podemos comparar una obra en Tepic, Nayarit que costó 90 millones de pesos por 2.5 km contando con 7 carriles contra nuestra Atlixcayotl de más de 700 millones de pesos y de 5.3 km (si Pitágoras no miente debería haber costado 180 millones); porque no podemos decir que “Zacatlán va por todo” (Lease Zavala) cuando su política social está destinada a servirle a si mismo y no a los más necesitados. Y yo le pregunto ¿de qué sirve regalar dos tinacos y un suelo digno para abatir la pobreza? ¿No acaso tuvo la oportunidad de transformar la política social de estado y coadyuvar al abatimiento a la pobreza, en lugar de ponerla a su servicio como una herramienta electoral? ¿Por qué no nos convenció de sus cualidades como secretario para poder ser gobernador?

 

“Armenta Mier desde el PRI sirve a los intereses de Zavala, el gobernador presiona a María de las Heras para fortificar su última gran traición a Puebla, la designación de un aspirante que representa los intereses de un ínfimo grupo que solo ha sumido a Puebla en una espiral decadente y sin fin. Tal vez al leer esto te preguntes si no estoy yendo demasiado lejos, tal vez si, tal vez la única opción que queda es que te sumes a una resistencia silenciosa y democrática, que no permitas que hagan del gobierno y los recursos públicos un instrumento de unos cuantos, en lugar de ser la herramienta que impulse el desarrollo integral de lo que debería de ser uno de los estados modelo.

 

“Y todo esto se los permitimos con nuestro silencio y apatía. Puebla, se supone, es uno de los Estados más importantes del país, sin embargo, posee uno de los peores Gobiernos, porque hay que decirlo: el marinismo ha sido el negocio del siglo. En estos días decembrinos no quise hacer un análisis político de lo obvio, sino una reflexión sobre lo que puedes llegar a elegir, que ayudes a recordarle a Marín que Puebla no es suya sino de los poblanos.

 

“No permitas que Puebla se sume en la eterna ignominia de la anacrónica conducta de unos cuántos. Que la democracia prevalezca, que todos participen, que gane el mejor, pero que no impongan a una persona porque “UN SOLO POBLANO” (y sus plutócratas) considera que debe gobernar para que sus intereses prevalezcan, porque ese día habremos perdido lo que se supone sustenta a la democracia. Déjenme ir más allá: Armenta, no olvides a tu amado Colosio; Zavala recuerda que no has hecho nada extraordinario por Puebla; y Marín, no olvides cómo conquistaste tu sueño”.

 

 

> Columnas anteriores

 

 

 

 

 


       

 



     PUBLICIDAD