Inicio >> Columnistas >>Tiempos de Nigromante

Columnistas

   

Tiempos de Nigromante
de Arturo Rueda

[email protected]


 

 

 

 

Algunas variaciones sobre la lista tricolor

 

 

 

Falló el deporte nacional de la especulación: a pesar de los ríos de tinta gastados en más de tres meses, ningún columnista se llevó el gato al agua y adivinó los nombres de los dieciséis abanderados del tricolor para las elecciones federales de julio. A los nombres archiremencionados de Ardelio Vargas Fosado por Huachinango y la maestra Julieta Marín por Ajalpan, hubo sorpresas eminentes.

 

¿La más?, Blanquita Jiménez, candidata por el distrito IX de la capital, lo que lleva a los malpensados a creer que el PRI ha decidido entregar los cuatro distritos de la capital, donde la caballada parece muy flaca. Juan Carlos Natale –disfrazado de ecologista-, Leobardo Soto –líder charro de la CTM- y Paco Ramos Montaño –el príista más joven en adoptar el estilo viejo- acompañarán a la candidata menos atractiva –electoralmente hablando- e inútil –juzgada por su trabajo en el Congreso local- que haya tenido el tricolor en su historia política.

 

La lista final, a reserva de lo que ocurra en Ciudad Serdán, reafirmó la preponderancia del Proyecto Z, pues logró hacerse de nueve de las dieciséis candidaturas, que podrían llegar a diez si el famosísimo Parri, alias Fernando Morales, logra derrotar el veto que le han impuesto desde el Comité Ejecutivo nacional, que quiere como candidato al líder maicero Efraín García Bello. Por contrapartida, Mario Montero no logró colar a ninguno de sus favoritos, quizá un anuncio de lo que viene. En cualquier caso, con la presencia de Carmenchu Izaguirre Francos y al brillante Alberto Jiménez Merino se asegura la presencia de dos melquiadistas distinguidos, llamados a la batalla por sus méritos como candidatos, que han transitado exitosamente al marinismo.

 

La lista, por supuesto, no tuvo en cuenta únicamente el resultado de las mediciones realizadas por Consulta Mitofsky. Si bien los números fueron tomados en cuenta en la reunión del jueves por la noche en Casa Puebla, criterios políticos predominaron  la hora de las decisiones. ¿Los más importantes? Cumplir las cuotas para ciertos poderes fácticos y sectores del PRI. Por ejemplo, en Tepeaca debió ir Alejandro Armenta por posicionamiento, pero por conveniencia política nombraron al infame Alberto González, cuota para Elba Esther Gordillo y el SNTE. El otro posible aspirante, Gonzalo Amador Juárez Uribe, hubiera sido una ofensa a la Maestra, una vez que el ex subsecretario es una de las cabezas visibles del Movimiento Magisterial Priísta junto con Cutberto Cantorán, misma razón por la que le negaron la candidatura por Izúcar de Matamoros.

 

En cualquier caso, fue al interior del estado donde sí se privilegió el posicionamiento en las encuestas. Los casos más evidentes son los de los melquiadistas Jiménez Merino y el refuerzo inesperado, Carmenchu Izaguirre. Ambos, casualmente, fueron compañeros en la Cámara de Diputados del 2003 al 2006. El primero siguió el mismo tránsito –Secretaria de Desarrollo Rural a la diputación por el ya desaparecido distrito de Acatlán, hoy Izúcar- y la segunda pasó de diputada local a federal. Otra característica común es que ambos dejaron un gran cartel en sus distritos. Izaguirre Francos dejó atrás a jóvenes “valores” como José Othón Bailleres, cuya salida hubiera descompuesto el Congreso local. Se trata, por decirlo de alguna forma, de un refuerzo de última hora luego de que ningún otro aspirante fuera competitivo en un distrito siempre difícil para el PRI.

 

La capital es un laboratorio, donde si se gana el resto del estado, pues en los cuatros distritos de la Angelópolis se pierde muy poco. Blanca Jiménez, Juan Carlos Natale y Francisco Ramos Montaño pues apenan valen lo que visten, y no hay poder fáctico detrás que los avale. Otra cosa es Leobardo Soto y la CTM, pero bueno, nadie tiene muchas esperanzas al colocar a un líder obrero en un distrito que ama a los panistas. ¿Si otros líderes obreros han sido arrastrados en el VI y en el IX, pues que le espera a Soto?

Por si alguien dudaba de la influencia del Proyecto Z, ésta es tal que tuvo la fuerza de desbancar a Reyes Hernández, dirigente del sindicato del IMSS, para meter a una aspirante netamente local. Isabel Merlo, ex presidenta municipal, ya fue diputada federal cuando subió a reemplazar al mítico Eleazar Camarillo. Pero su desempeño en la LVI Legislatura del Congreso local fue más que gris. Y aunque la diputación de Reyes Hernández era un compromiso directo de Beatriz Paredes, pues nada, al final se impuso Javier López Zavala.

 

Otro al que no le respetaron la promesa fue a Don Beltrone, que será todopoderoso en México pero no en Puebla. Su enviada, Marcela Jiménez, fue ninguneada. ¿Qué opinará el hombre que cabildeó en el gobierno federal la exoneración del gobernador Marín?

 

¿Y dónde quedó Carlos Meza Viveros? ¿Lo engañaron otra vez?

 

Nombrados hasta la sociedad por la rumorología local, Gerardo Pérez Salazar y José Antonio López Malo se quedaran hasta en sus puestos hasta el final de la administración marinista. ¿Será eso bueno o malo? La verdad es que siempre fue una ocurrencia que dos de los peores secretarios del gabinete pudieran llegar a la diputación federal. ¿Si no pueden con La Célula, iban a poder contra el PAN?

 

Los funcionarios gubernamentales que sí fueron beneficiados son Alberto Jiménez Merino y Paco Ramos Montaño –titulares-, así como Juan Carlos Lastiri –subsecretario de la SDS-. ¿Quiénes entrarán al quite?

Con la designación de los dieciséis candidatos a diputados federales del PRI, el gobernador Marín cierra su ciclo político, ya que en las próximas candidaturas –previstas para el 2010- el candidato tricolor a la gubernatura llevará mano. ¿Alguien pensó que en su último oportunidad el gobernador iba a olvidarse de su hermana Julieta?

 

 

*** La lucha en Ciudad Serdán (o todos contra El Parri) “Somos un grupo de ciudadanos del distrito 8 de Ciudad Sedán, quienes mostramos nuestra indignación al saber que en los medios que ustedes dignamente representan, se ha filtrado información sobre un "aspirante" que no tiene trabajo político ni de gestión en el distrito, y ya se ostenta como "candidato" a diputado federal.

 

“Les decimos esto porque la sociedad de los municipios que conforman el distrito identifica a líderes naturales, con arraigo entre los pobres y no a líderes impuestos, ya que no deben prevalecer las añoranzas políticas, sino la necesidad de la sociedad harta de imposiciones.

 

“Por ello, encontramos a un líder natural en la persona de Alejandro Efraín García Bello, oriundo del distrito, que conoce la situación socio política de la región, y que en una encuesta natural resulta ser quien garantiza el triunfo del Partido Revolucionario Institucional.

 

“Los que apoyamos la causa de García Bello, sabemos del tiempo dedicado a la causa de los campesinos de Puebla; ha logrado liderar y darles respuestas de progreso a los productores de maíz no solo del estado sino de todo el país.

 

“NO, y enfatizamos, ¡NO QUEREMOS A CANDIDATOS IMPUESTOS!, porque la sociedad está debidamente informada y necesita de interlocutores que en el poder legislativo hablen por su tierra, y no por la tierra de nadie. Tendrán más noticias nuestras pronto”.

 

 

> Columnas anteriores

 

 

 

 


       

 



     PUBLICIDAD