Inicio >> Columnistas >>Tiempos de Nigromante

Columnistas

   

Tiempos de Nigromante
de Arturo Rueda

[email protected]


 

 

 

 

Fuenteovejuna zavalista: todos a uno

 

 

Con la diana en el pecho, Javier López Zavala superó una de las pruebas previas a su nominación a la candidatura priísta al gobierno estatal. Para su comparecencia en el Congreso del Estado se esperaban críticas devastadoras de Acción Nacional, quizá la participación directa del diputado Eduardo Rivera Pérez para probar como el aparato de la política social se ha puesto al servicio de un proyecto sucesorio. Temas para la oposición no faltaban, y evidencias periodísticas y fotográficas tampoco. Y sin embargo, Rivera Pérez decidió –sospechosamente- guardar su afilada espada, así como sus incendiarias acusaciones para enfrentar al todopoderoso Contralor del Estado, habida cuenta de que se trata de uno de los personajes más sagaces del régimen. Así, para enfrentar al Proyecto Z el PAN decidió enviar a una diputada tartamuda, Patricia Hidalgo, que hacía promoción al plan transexenal cuando en cada pregunta pronunciaba “ZZZZZZZZZZZ avala”.

 

El delfín tuvo un día plácido en el Congreso local porque ningún diputado tocó algún tema serio. Por el contrario, cerca de las tres de la tarde, Carolina O´farril, Manuel Fernández e Irma Ramos –diputados de Convergencia, PT y PRD- terminaron compartiendo el pan y la sal junto a Zavala en El Chimichurri. Sin ningún tipo de recato y al lado también de sus homólogos priístas, los mismos que hicieron tibios cuestionamientos festejaron el éxito rotundo de la comparecencia zavalista. ¿Y no fue exitoso porque los representantes populares quisieron que fuera de tal modo?

 

Los riesgos de la comparecencia eran muy altos, habida cuenta de que los enemigos del Proyecto Z han recrudecido sus rencores  a partir del apoyo público e innegable que el gobernador Marín le dio en su pachanga cumpleañera. No sólo los posibles rivales de Zavala afilan sus armas –Doger, Montero, Chucho Morales, Enrique Agüera, Jorge Estefan-, sino que además varios grupos empresariales están decididos a tumbar el Proyecto transexenal. Además, la diana en el pecho es un fruto apetecible para Acción Nacional, que desde ya puede iniciar el golpeteo mediático en contra del favorito que vive en el corazón del caudillo otoñal.

 

Y sin embargo, nada. O mejor dicho, nada dentro del recinto legislativo, sino apenas cachetadas de payaso. Porque claro que los enemigos del Proyezto Z iban a explotar su exposición mediática. Los dardos llegaron de fuera en forma de mantas colocadas en arterias viales estratégicas para recuperar aquella historia de la casa adquirida en 3 millones de pesos –constantes y sonantes- y un posterior litigio civil provocado por los vicios ocultos. También a lo largo del día y en varios puntos de la ciudad repartieron copias alteradas –pirataje- de la columna Política y Poder del jueves 22 enero que llevando como título “El Techo digno de Zavala” redacto nuestro compañero Manuel Cuadras.

 

Una acción concertada. Mantas por la mañana y un aprovechamiento perverso de las líneas redactadas por uno de los columnistas más críticos de Javier López Zavala. Me detengo en algunos detalles para mostrar el alcance de la conspiración. La reproducción pirata de la columna de Manuel Cuadras, ahora bajo el inexistente título en el original “Esta es la honradez del hijo político de Mario Marín y pretende ser el gobernador del Estado de Puebla” motivo un análisis especial por involucrar a CAMBIO en el ataque.

Refiero los mínimos pero significativos cambios entre el Cuadras original y el Cuadras pirata. La reproducción tiene la tipografía un punto más alto del utilizado por CAMBIO, además de que los ojos de nuestro enigmático columnista se muestran más grandes en el pirataje. Como señalamos, es resaltable la diferencia entre ambos títulos gracias a que el cabezal de la columna se elevó. Precisamente, ahí se encuentra otro elemento significativo: en CAMBIO utilizamos el gris fuerte arriba y el gris tenue abajo; el pirataje tiene los elementos invertidos: arriba el gris tenue y abajo el gris fuerte. Por último, en el penúltimo párrafo del original la cantidad de 2 millones 750 mil pesos está remarcado con negrillas, y en el pirataje no las tiene.

 

¿Conclusión? Que si bien hay muchas formas de elaborar un panfleto sibilino contra el Proyecto Z aprovechándose de los escritos de nuestro columnista Manuel Cuadras, todo parece indicar que los conspiradores tuvieron acceso al diseño original. ¿Pero cómo, si dicho archivo PDF se guarda únicamente en la redacción y en la empresa que imprime el diario? Investigaremos.

 

Otra cosa son los autores intelectuales del golpe. A primera instancia podría pensarse en la familia González Julián, vendedores de la mentada casa y que quisieron exhibir mediáticamente a quien los demandó por vicios ocultos. Pero parece demasiado para una familia que puede perder una cantidad millonaria. También se descarta al PAN, ya que en el tintero había temas de sobra para exhibirlo en su comparecencia.

 

Así que no queda otra respuesta: fuego amigo. Los aspirantes prístas y sus amigos empresarios que han iniciado la guerra en contra del favorito del gobernador. Como Fuente Ovejuna, todos a una. A partir del destape anticipado, se previó una reacción para bajarlo de la candidatura. Los otros aspirantes ya sacaron las uñas. Se avecina la guerra por el poder. Y serán inclementes con Zavala. Casi casi pelearán como perros.

 

Y es que en efecto, hay mucho poder en juego. Y 47 mil millones de pesos al año.

 

 

 

> Columnas anteriores

 

 

 

 


       

 



     PUBLICIDAD