Inicio >> Columnistas >>Tiempos de Nigromante

Columnistas

   

Tiempos de Nigromante
de Arturo Rueda

[email protected]


 

 

 

 

Y lo que falta, otros ochenta años

 

 

No hace falta ser detective para descubrir que un virtual triunfo en las elecciones federales de julio que le dé la mayoría absoluta al PRI en San Lázaro pavimentará un regreso a la Presidencia de la República. Y tampoco se necesita título de politólogo para entender que tales hechos significarían una regresión en el sistema político mexicano. ¿Por qué? Porque los tricolores no tienen nada nuevo que ofrecerle al país: ni una nueva élite de poder, ni un nuevo código de valores políticos y muchos menos una oferta de desarrollo nacional en pleno siglo de la globalización. Su oferta está la vista: un grupo de gobernadores-reyezuelos, entre los que destaca uno por su cercanía a las televisoras y poderes fácticos, otro que prácticamente destruyó su entidad –Oaxaca- y varios más que se santifican cuando oyen hablar del narco, pero que no rehusaron su apoyo económico para ganar elecciones. Toda una fauna.

 

En el origen de la corrupción nacional se encuentra el PRI. También en el desmantelamiento del aparato productivo nacional, las crisis económicas recurrentes, el crecimiento descontrolado de las facciones del crimen organizado, los vicios del sistema educativo, la integración asimétrica a los Estados Unidos, la devastación del campo, el aumento de la pobreza extrema. En suma: el tricolor construyó un Estado a lo largo del siglo XX y también inició su desmantelamiento para dar origen a la teoría del Estado fallido. Y sin embargo, nueve años después de que el electorado se cobrara tantos agravios quitándoles la silla presidencial, los han perdonado. ¿Por qué?

 

Un lugar común indica que el PAN empieza a pagar las facturas del ejercicio del poder a nivel federal después de su victoria en el 2000. 9 años después de la victoria foxista, los mexicanos han perdido la fe en el cambio propuesto por Acción Nacional, y se encuentran decepcionados por la postura intransigente de López Obrador y el PRD. Así que en la búsqueda de nuevas opciones, han decidido voltear al pasado.

 

Pero parecen existir otras razones de fondo: la falta de resultados en la gestión gubernamental de Acción Nacional se tradujo en una pérdida de confianza en el mecanismo democrático para tomar decisiones. Por lo menos así lo demuestran los resultados del Latinobarómetro, una encuesta global realizada en los países latinoamericanos para medir las opiniones sobre el eje democracia/autoritarismo.

 

De acuerdo a los resultados del Latinobarómetro 2008 el apoyo a la democracia promedia un 57% y alcanza al 82% en Venezuela, al 79% en Uruguay, al 73% en República Dominicana, al 68% en Bolivia al 67% en Costa Rica, al 62% en Colombia y al 60% en Argentina. Las menores cifras corresponden a Guatemala (34%), México (43%) Honduras (44%), Perú (45%), y Brasil (47%). Y en un término intermedio se encuentran El Salvador (50%), Chile (51%), Paraguay (53%), Panamá (56%), Ecuador (56%) y Nicaragua (58%).

 

En cambio, sólo un promedio del 21% de los latinoamericanos cree que la democracia funciona mejor en su país que en el resto de la región, mientras un 235 opina que funciona peor. Esta última opinión (peor) es encabezada por Perú (40%), seguido de Bolivia (37%), Paraguay (31%), Venezuela (30%), Nicaragua (29%), Guatemala (29%), Honduras (27%), El Salvador (24%), Ecuador (21%), República Dominicana (20%) y México (20%).

 

Así que la conclusión es clara: ante la ineficiencia del PAN y del PRD, los mexicanos prefieren regresar al pasado semiautoritario. Aunque sea ofrecer la misma gata pero revolcada. Feliz ochenta cumpleaños.

 

 

*** Sobre los negocios multimillonarios en La Calera. “Estimado carretonero, hoy te fuiste por la técnica. Ni hablar, el que sabe, sabe. De acuerdo al 100% contigo, es una vergüenza que hagan con la ecología lo que les parezca a sus intereses ($).

 

“Y el colmo también con los candidatos a reemplazar a Vergara Berdejo, el único que se salva, a mi parecer, sería Mauricio Romano, quien es una persona decente y conocedor de los problemas urbanos. 

 

Los otros candidatos están para llorar, tal vez se medio salve Eduardo Gutiérrez un poquito.

 

“Yo me pregunto, ¿no hay en Puebla OTROS profesionistas que no sean la misma camarilla?  No hay en la IP otras personas que puedan desempeñar el puesto?
 
“¿¿¿Y la Presidenta ???

 

“Asomoza = Bautista = Fernández Jasso = más permisos de tala = $$$ !!!!


Uffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffff  !

 

“¡!!Quiero volver el estómago !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!”

 

 

 

> Columnas anteriores

 

 

 

 


       

 



     PUBLICIDAD