Inicio >> Columnistas >>Tiempos de Nigromante

Columnistas

   

Tiempos de Nigromante
de Arturo Rueda

[email protected]


 

 

 

 

El fútbol es hermoso en la heroica

 

 

El Estadio Cuauhtémoc lucirá un lleno a reventar esta noche. Contra todo pronóstico, el Chelis salvó nuevamente el equipo en medio de agrias disputas en seno de la directiva encabezada por los ambiciosos Ricardo Henaine y Francisco Bernat. No se quedó ahí: después de varias temporadas en el infierno de la Primera A y de fracasos directivos, calificó al Puebla F.C. a la liguilla en ocho años. Y lo hizo con un equipo de novatos y segundones que han recuperado su dignidad futbolística. Al principio de la temporada nadie creía en ellos. Entre esos me cuento yo mismo. Nadie apuesta hoy porque logren eliminar a un Monterrey con un técnico experimentado y con varias estrellas de sueldo millonario como Humberto Suazo. Pero vale la pena apoyar hoy al equipo, tan sólo para agradecerle al Chelis y sus muchachos el ejemplo de cómo salir del pozo y brillar con luz propia.

 

A José Luis Sánchez Sola el estrellato todavía no se le sube a la cabeza. A las afueras del entrenamiento los aficionados le piden fotografías y que firme sus camisetas. A todos, sin excepción, los atiende con una sonrisa. Más tarde, al terminar la comida de la unidad con sus jugadores decide tomar un café en el área gastronómica del Centro Comercial Angelópolis. Nuevamente se multiplican las peticiones de autógrafos y fotografías. Nuevamente atiende a todos. Sin excepción.

 

En su trato a los jugadores muestra una disciplina paternal, muy semejante a la que ejerce Sir Alex Ferguson en el Manchester United, un técnico que después de 23 años en el club hace de padre en las fuerzas básicas y después de mister en el primer equipo. Un dominio obsesivo, dicen los mitos urbanos en Londres, que lo ha llevado a sobornar a la red de taxistas de la ciudad para que lo informen de los malos pasos de sus muchachos. Sánchez Solá, es conocido en el ámbito social, le dio hogar a varios de sus futbolistas de la cantera como el portero Villalpando, quien comía en la misma mesa que la familia de técnico.

 

Además de cuidar la cantera que subió con él desde la Primera A, Chelis se ha vuelto experto en recuperar “futbolistas en declive”, por no decir acabados. Ahí está el ejemplo de Daniel Osorno, ex extrella consentida de Lavolpe que terminó en el oscuro anonimato. El mister poblano lo recuperó para su casa y se convirtió en titular.

 

El fútbol es hermoso en la estética como la del Barcelona de Guardiola, pero también en la heroica de los muchachos del Chelis. Tenemos liguilla después de ocho años. Y a un personaje peculiar que promete mucho todavía. Por Sánchez Solá y sus boys en los que nadie creía, vale la pena llenar el estadio.

 

 

*** Sobre la máquina de Cemex y su ausencia sospechosa. “Sin ánimo de defender a nadie, pues además quien soy para hacerlo, la presencia (o ausencia) de dicha extendedora (así se llama la máquina que veías) es responsabilidad de CEMEX, no de la SEDURBECOP. Tu cuando contratas el suministro y colocación de piso de concreto hidráulico con CEMEX, ellos son los responsables de la colocación.

 

Puede ser con regla vibratoria o con extendedora grande, dependiendo del tamaño de la obra, pero ellos son quienes la ponen, como parte de su contrato.  Ignoro si el suministro y colocación del concreto sea parte del contrato maestro (Perecar y Asociados), o haya sido un contrato independiente de la Secretaría de Obras directo con CEMEX.

 

“En cuanto al tiempo de entrega de obra, dudo mucho que el plazo de ejecución venciera en Diciembre 2008 como lo escribes, ya que si mal no recuerdo el banderazo lo dieron el día 2 de julio del 2008 y se llevaron unas semanas más en arrancar pues creo tenían problemas para obtener la fianza (el contratista) y por lo tanto, sin fianzas no hay anticipo. Recuerda que la ley de Obra Pública contempla como fecha real de inicio la fecha en que se recibe el anticipo, no antes.

 

“Creo que una obra de ese tamaño deba tener cuando menos 10-12 meses de plazo de ejecución, por lo que creo que aún esté en tiempo.

 

“Soberbio lo del "sueño de sus corifeos", simplemente soberbio”.

 

 

> Columnas anteriores

 

 

 

 


       

 



     PUBLICIDAD