Inicio >> Columnistas >>Tiempos de Nigromante

Columnistas

   

Tiempos de Nigromante
de Arturo Rueda

[email protected]


 

 

 

 

La estrategia de contrastación

 

 

Afirmamos en una columna anterior que el gran lastre de Javier López Zavala para romper el empate técnico en las encuestas era su incapacidad para representas las aspiraciones de cambio en la sociedad poblana: símbolo de la continuidad marinista, hijo de la reelección interpósita persona, heredero del dispendio, no puede moverse un milímetro para ofrecer al electorado una razón de voto. Incluso cualquier signo de ruptura o independencia no sería creíble, pues sabido es que el secretario de Desarrollo Social le debe todo en la vida al gobernador Marín. Por el contrario, Enrique Doger tiene todos los elementos para ofrecer un cambio desde el interior del PRI y arrebatarla a Rafael Moreno Valle la bandera que seguramente decidirá el resultado de la contienda constitucional. El problema del ex alcalde es que aunque en todas las mesas se promueve como algo diferente al marinismo, no se ha tomado la molestia de explicarnos en por qué.

 

Hasta ahora el único conflicto planteado por el dogerismo se acerca más a la xenofobia o a la discriminación que a una diferencia de fondo respecto de Javier López Zavala. Acusar el origen chiapaneco del delfín y presumir la oriundez poblana no parece resolver los problemas reales de la entidad. ¿Está más capacitado para atender los problemas de la entidad un nativo que un extranjero radicado en Puebla desde hace 20 años? ¿La denominación de origen es un atributo para gobernar mejor? ¿No hay poblanos-poblanos incapaces y corruptos, y por el contrario, oriundos por adopción que han traído sus capacidades y talentos para hacer mejor a Puebla?

 

En suma: hasta ahora el discurso del dogerismo se parece mucho a un nacionalismo ramplón. Y ya se sabe que cualquier tipo de nacionalismo es esencialmente conservador e incluso puede llegar a lo retrógrado. Discurso inaceptable para un ex rector de la Buap, universidad que en los últimos 20 años se ha alimentado de estudiantes llegados del sur-sureste del país. Precisamente, muchos de ellos se quedaron a radicar en Puebla, son producto de la inmigración pero sus hijos son poblanos como el que más. ¿No les ofende ese discurso? Y por si fuera poco, los miles de estudiantes universitarios venidos de fuera que han obtenido aquí su credencial de elector y votarán el próximo julio.

 

Si el dogerismo solamente puede marcar su raya con Zavala a través del nacionalismo, en realidad tiene muy poca imaginación. ¿Dónde están las verdaderas diferencias de fondo? ¿En realidad cuáles son? Según Doger, él podría ser mejor gobernador que el delfín marinista. Pero hasta ahora no lo ha planteado claramente. Hace unas semanas el ex alcalde prometió que semanalmente establecería una agenda temática sobre las prioridades de Puebla. ¿Dónde murieron las buenas intenciones de contrastarse?

 

Supongo que Doger tiene un problema: para contrastarse con el marinismo tendría que realizar una crítica fuerte a la actual gestión gubernamental. Y eso lo llevaría nuevamente a enfrentarse con el gobernador Marín ahora que la relación parece normalizarse. Y es que si algo aprendió el ex rector en su travesía por el desierto es el auténtico fondo de lo que significa ser priísta: un pacto mafioso de protección mutua. Que a pesar de las diferencias personales, las reglas del sistema político de impunidad son inviolables. Entonces, Doger ya no puede criticar abiertamente al marinismo ni a sus personajes principales, porque de una u otra forma espera obtener su apoyo en la nominación.

 

Zavala ya aceleró en la capital para romper el empate técnico usando su estructura privilegiada. ¿Y qué está haciendo Doger para romper el empate? Requiere una estrategia de contrastación imaginativa que, por un lado no lo enfrente al gobernador ni al régimen, y por el otro, pueda dejarnos claro a los poblanos cómo es que gobernaría mejor que el delfín.

 

Una idea podría ser retar a un debate a Zavala, invitando a los otros aspirantes del PRI a la gubernatura. Quizá una especie de pasarela en medios electrónicos moderados por algún conductor de radio o televisión imparcial. Escuchando a ambos y sus propuestas probablemente terminaría el traído y llevado empate técnico.

 

 

*** Azotan delincuentes la zona de Izúcar y Atlixco. “Me permito saludarle y solicitarle su apoyo para que esta denuncia prevenga delitos y la gente no sea víctima de delincuentes que cada día están a la caza de conseguir dineros fáciles.

 

“Mi familia y su servidor tuvimos una experiencia desagradable en la desviación de Atlixco. Todo empezó a partir del cruce de las vías donde hay un negocio de carnitas, aproximadamente a las 9 de la noche del viernes 6 de noviembre una camioneta tipo Sonora de color negro con vidrios polarizados, de modelo reciente con placas del estado de puebla, nos dio un cerrón con la finalidad de sacarnos de la carretera.

 

“Pensé que eran algunos borrachos, sin embargo tramo adelante ya nos estaban esperando nuevamente, estaban a un lado de un negocio de café que se encuentra casi a la salida de la desviación de Atlixco, una vez que pasamos de nueva cuenta se coloco atrás tratando de intimidar con acelerones y a la altura de la trinidad de nueva cuenta dio otro cerrón más drástico que me hizo salir de la carretera. Afortunadamente no paso a más y continué mi camino, el sujeto aceleró a lo máximo su camioneta y trató de perderse, sin embargo en la entrada a Champusco de nueva cuenta  nos esperó y  nos trató de dar alcance, que yo ya no permití y me refugie en la comunidad de Tepeojuma solicitando el apoyo de la policía municipal y del 066.

 

“Quiero decirle a usted que tuvimos la necesidad de ser escoltados por la policía municipal hasta Izúcar para presentar una demanda, quiero decirle que desconocemos el por qué de esta actitud de estos sujetos que no iban solos, aparte eran acompañados por  otro vehículo tipo Bora de color azul obscuro con vidrios polarizados, que  curiosamente pasó lentamente después de que la policía nos estaba interrogando.

 

“Sr. Arturo: esto no es un caso aislado tal pareciera que la delincuencia está penetrando en la región de Atlixco e Izúcar , las carreteras que antes eran seguras hoy lo dejan de ser, ya que están a merced  de estos sujetos. Así mismo le informo que durante el trayecto de este incidente no encontramos una sola patrulla de la policía federal preventiva, ni acudió al auxilio aun a pesar de que se los solicitamos. Ojala usted sea portavoz de esta denuncia y se haga algo. En la desviación de Atlixco ya han pasado varias cosas y las autoridades estatales y municipales ni sus luces

 

“Sr. Arturo: por qué no empezar a investigar en esta zona de Atlixco que antes era segura y que hoy se las están apoderando bandas de delincuentes a la sombra y cobijo  de autoridades corruptas que no se quieren molestar en dar mayor seguridad a los poblanos.  Los delincuentes pueden andar armados, circulando en las carreteras con vehículos robados y muchas veces sin placas sin que haya alguna autoridad les haga algo.

 

“Nuestro gobierno está a la espera de que los ciudadanos se hagan justicia por mano propia como sucedió en Tlapanalá, esos delincuentes que estuvieron operando con impunidad en toda la zona de Izúcar y Atlixco contando con el apoyo de judiciales de la región. ¿Dónde está el patrullaje de la policía metropolitana, de la  policía estatal y de la federal preventiva que tanto presumen en el estado para dar seguridad a los poblanos.

 

“Tal pareciera que hoy que todo mundo quiere ser candidato a gobernador y ocupar la presidencia de puebla. Se han olvidado de ejercer sus funciones dando seguridad a los poblanos dejándonos a merced de la delincuencia. Vivan nuestros secretarios, en ellos descansa el progreso bienestar y seguridad de los poblanos.”.

 

 

 

> Columnas anteriores

 

 

 

 

 


       

 



     PUBLICIDAD