Inicio >> Columnistas >>Tiempos de Nigromante

Columnistas

   

Tiempos de Nigromante
de Arturo Rueda

[email protected]


 

 

 

 

Fiscal Anticorrupción Pirata

 

 

Ahora que el gobierno marinista pretende adoptar las mismas medidas de austeridad que la administración calderonista suprimiendo dependencias y organismos inútiles en la búsqueda de ahorros, la Fiscalía Anticorrupción es candidata idónea a pasar a mejor vida. No recurro a los lugares comunes para calificar al organismo que dirige el notario Nicolás Vázquez Alonso: que no sirve para nada, que no ha sancionado a ningún pez gordo sino puro funcionario de medio pelo, que todos los días ven pasar a la virgen y no se hincan, y que su código de ética recibió el mismo trato que el papel higiénico. No, la inutilidad de la Fiscalía Anticorrupción comienza por su Fiscal. Sí, el mismo que la semana pasada presentó pomposamente delante del gobernador Marín un auténtico libro-basura, digno de los peores calificativos en la historia universal, titulado “Por una Puebla sin corrupción”.

 

Los fallos del marmotreto de más de 400 páginas son numerosos: la ausencia de metodología y un acercamiento científico al problema social de la corrupción y el compendio de chabacanerías que maneja como solución. El problema esencial, y que pone en entredicho la calidad moral de Nicolás Vázquez Alonso como Fiscal es que se trata de un trabajo ni siquiera digno de un preparatoriano: el abogado y notario ejecutó lo que los estudiantes llaman un vulgar copy and paste. Sí, pegar y copiar.  Un auténtico pirataje, pues el ex síndico llena las páginas del libro copiando textos de páginas reputadísimas de internet, llenas de prestigio académico y científico como monografías.com, wikipedia.es, leonismoargentino.com.ar e incluso portales de corte católico como www.enciclopediacatolica.com, www.proyectosalonhogar.com, y www.catholic.net.

 

Me imagino la escena: Nicolás Vázquez Alonso presume a su hijo el libro de marras, y éste a su vez le pregunta de qué se trata. El Fiscal, orgulloso, le dice que es para prevenir la corrupción. “¿Y tú lo escribiste papá?”. Bueno, no hijo, me basé en muchas páginas de internet, copié el texto y los pegué”. “!Hay papá, entonces eres un escritor pirata!”. ¿Y ése es nuestro Fiscal Anticorrupción? ¿Para eso le pagamos más de 40 mil pesos al mes? Yo no entiendo.

 

En “Por una Puebla sin corrupción”, ya lo dije, no espere un tratado medianamente científico o académico sobre el fenómeno. El problema de la corrupción, para nuestro Fiscal, se reduce a la ausencia de valores en nuestra juventud. Que los sistemas educativos ya no promueven valores universales. En uno de los pocos párrafos auténticamente redactados por él, afirma con todo la melcocha del mundo: “Tratando de entender el origen de la cultura de la legalidad, encontré que es la práctico o hábito del individuo de cumplir con la normar legales, de disciplinarse, de respetar el derecho de los demás……..y estos conceptos de justicia, respeto, disciplina y autoestima, que aquel pequeño había utilizado en su razonamiento al reprender a su querido padre, me dieron la respuesta final, estábamos en presencia de valores universales”. ¡Carajo, qué sabiduría!

 

Y el brillante Fiscal propone un método de choque: incluir tales valores en la educación, de acuerdo a los grados que se cursen. Por ejemplo, para los chicos de Primaria se les debe inculcar valores como Patriotismo, Magnanimidad, Belleza, Concordia, Gratitud y Paciencia. Para los de Secundaria algunos tales como Sobriedad, Pudor, Sociabilidad, Bien Común, Serenidad, Pulcritud y Decencia. Ya para los estudiantes de Bachillerato hay que enseñarles Optimismo, Fidelidad, Sensibilidad, Corresponsabilidad y Empatía.

 

Para definir cada uno de estos valores, el docto Fiscal nos receta lo mejor del copia y pegue recurriendo a prestigiadas páginas como las señaladas anteriormente del tipo www.monografias.com y la Wikipedia, por no decir los portales de claro corte católico. Páginas y páginas del más vulgar plagio. Al abogado, candidato a doctor y rector de la Universidad Palafoxiana, además de funcionario público, lo único que le hizo falta fue recurrir a www.rincondelvago.com

 

Pero el mecanismo científico para combatir la corrupción. Al más puto estilo de Lafontaine y Esopo, el docto Vázquez Alonso nos receta mil y un fábulas y alegorías para conculcar en los niños y jóvenes el espíritu de la legalidad. Por supuesto, también plagiadas de internet de acuerdo el método de cortar y copiar, eso sí, respetando escrupulosamente citar la fuente burda de su vagancia.

 

Sí: tenemos un Fiscal Anticorrupción Pirata. Como su libro.

 

 

*** El Comité de Financiamiento de la campaña dogerista. Dicen que será presentado muy pronto y cimbrará al círculo rojo de los poblanos. Supuestos empresarios cercanos al gobierno aparecerán ahí para demostrar que el delfín no tiene a todos consigo.

 

 

*** No deja títere con cabeza. No se pierda hoy la colaboración del maestro Alejandro Chacón en Gambito Político porque no deja títere con cabeza. Especialmente atiza a los medios de comunicación y el papel que los columnistas juegan (jugamos) en la sucesión. En verdad no tiene pierde. Le dejo una probadita.

 

“A quién debemos creerle, entonces, si una gran parte del periodismo poblano ha caído en las execrables redes de la simulación… ¿A los corifeos del pijijiano? ¿A los columnistas que han caído en el engañoso juego priísta? ¿A los manipulados estudios electorales? ¿Al Gran Elector? ¿Al presidente del Revolucionario Institucional? ¿A los pre-precandidatos?...

 

“No es necesario ser un especialista o experto en ciencias políticas para entender que la estrategia de quien habita Casa Puebla y del bienamado es construir cuanto antes un escenario positivo para ganar la batalla contra el tiempo. Sobre todo cuando el tren de la imposición se encuentra al borde del descarrilamiento.

 

“Ello implica gastar hasta el último de los recursos en la compra de conciencias periodísticas… Valerse de encuestas sesgadas o preparadas ex profeso... Incrementar el número de eventos para el lucimiento personal del animal acuático y/o enviar mensajes chantajistas, dolosos e intimidantes para ciertos contendientes en columnas compradas.

 

“Pero todo lo anterior constituye un indicio de la intranquilidad, la inseguridad y el reconcomio que hoy sufren tanto el petulante principito como sus dóciles y obsecuentes cortesanos, esos que se empeñan en promover desde distintos espacios periodísticos el mofletudo perfil y el rígido pensamiento de su patrono el mamífero marín-o.

 

“No es casual, en ese contexto, que los columnistas cambien de postura como por arte de magia: Primero dijeron que la edilesa era el fiel de la balanza en el proceso de elección interna; después que era el “verdadero Plan B” del Gran Elector… Hoy simplemente está descartada porque así lo decidieron los operadores del protegido gubernamental.

 

El encuentro de los contendientes priístas con su líder partidista (hoy convertido en uno de los orquestadores de esta misógina operación) fue sólo un subterfugio para validar –como sucedió en el cónclave anterior- la estrategia del aislamiento, obedeciendo, faltaba más, las indicaciones de su compadre y del Gran Elector, y en ello coincidieron Mario Alberto Mejía, Arturo Rueda, Arturo Luna, Fernando Crisanto, Fermín García y Ociel Mora”.

 

¡Ups!

 

 

> Columnas anteriores

 

 

 

 

 


       

 



     PUBLICIDAD